¿Qué hace el nuestro hijo?

El día a día en la guardería

Cuando llevamos a nuestro pequeño a la guarde las primeras veces muchos padres lo pasamos fatal pensando qué hará nuestro hijo todas esas horas.

Alicia Herranz
La rutina es muy importante Ver test Educación infantil. ¿Ha superado tu hijo el periodo de adaptación?

La rutina diaria es fundamental para el desarrollo del niño, ya que les ayuda a construir la noción del paso del tiempo y hace que adquieran seguridad y confianza. Además, les permite anticipar lo que va a venir a continuación.

¿Qué hace mi niño durante le día?

Una jornada escolar en la guardería se desarrolla así:

1. Entrada

Para que todo empiece bien, es importante que haya un recibimiento individualizado por parte del profesor. Es bueno que el niño se sienta querido y esperado.

2. Asamblea

Sentados en corro sobre el tatami o la alfombra, hablamos de nuestras cosas: qué hemos desayunado, dónde estuvimos el fin de semana o sobre lo bien que lo pasamos con los abuelos. También se comenta lo que se va a hacer en el día

3. Actividad

Diariamente, el educador tiene una actividad programada ( juego por rincones, con material de deshecho, psicomotricidad, etc.). También tiene que haber un ratito para el juego libre que tanto les gusta a estas edades.

4. Aseo

Ahora es el momento de los pises y de las cacas. Según el grado de autonomía de cada uno, así se hace: unos a cambiar el pañal, otros usan el orinal, otros van al váter, etc.

5. Patio

El juego en el patio les permite disfrutar del aire libre y de actividades de movimiento que no son posibles en el aula. Durante este tiempo están atendidos por los educadores. Y, al volver a clase... ¡a lavarse las manos!

6. Comida

Aunque en algunos casos los niños comen en el comedor, lo que se recomienda es que lo hagan en su propia aula. Así, el momento de la comida se integra como una actividad más.

7. Siesta

Previo paso por el baño para un buen aseo después de la comida, llega el momento de la merecida siesta. Este descanso les viene genial para recobrar energías para el resto del día.

8. Actividad relajada

Al despertarse de la siesta, el educador propone actividades tranquilas con música suave: leer cuentos, hacer puzzles, encajes, etc. Es también el momento de ponernos guapos antes de que papá y mamá venga a recogernos.

9. Salida

Es fantástico volver a ver a mamá o papá después de un día tan intenso. ¡Hasta mañana!

 

Alicia Herranz es psicopedagoga.

Etiquetas: 1 año, 2 años, escuela infantil, guardería, profesor

CONTENIDO RELACIONADO

separador de contenido separador de contenido

COMENTARIOS