Diversión en familia

Juegos al aire libre con niños

El verano es la época favorita de los niños. Tienen mucho tiempo libre por delante y muchas ganas de pasarlo bien. Te proponemos algunos juegos para disfrutar en grupo (en familia y con otros niños) al aire libre. Si no tienes jardín y tampoco hay un parque cerca de casa, puedes hacerlos en la terraza.

Juegos para todos Ver test ¿Disfrutas con tus hijos? ¡Haz nuestro test y descúbrelo!

Juegos para todos

1. Pompas de jabón

Se venden frascos de jabón ya preparados, pero también se puede hacer el líquido en casa con agua y un chorrito de detergente lavavajillas. También hacen falta pajitas. A los niños les encanta hacer pompas y más aún explotarlas.

2. Saltar obstáculos

Primero diseñamos un circuito, mejor cuanto más enrevesado, en el que los niños tengan que sortear pequeños obstáculos, rodeándolos o saltando por encima. La gracia está en realizar el recorrido en distintas posiciones: a la pata coja o de puntillas. Y con música marchosa de fondo. Los cambios de postura los marcamos nosotros con una palmada.

3. Pintar con los dedos

Sólo se necesitan unas camisetas viejas (para evitar estropicios en la ropa), papel y unos cuantos botes de pintura para manos (se vende en tiendas de material escolar y jugueterías).

 4. Esconder objetos

Para este juego, se elige un puñado de objetos pequeños como coches, canicas o muñecos. Un adulto los esconde y los niños deben buscarlos. ¡A ver quién encuentra más cosas en un minuto!

5. Feria en el jardín

Los mayores organizamos los juegos:

  • Encestar pinzas de la ropa en un cubo.
  • Lanzar pelotas de tenis contra una fila de peluches para tratar de derribarlos.
  • Jugar a los bolos con una pelota de ping-pong y botellines de agua vacíos.

6. Un concierto

Es muy divertido si se juntan varios niños. Hay que improvisar los instrumentos: tapas de cacerola para los platillos, un bote con garbanzos para las maracas, vasos con distintas cantidades de agua y una cuchara para el xilófono...

 

7. Globos y más globos

No es una idea original, pero pocas cosas les divierten tanto como jugar con globos. Y si son de los grandes, más aún. Además, los globlos dan mucho juego: Con ellos se puede organizar un partido de voleibol. También podemos llenarlos de agua y pasarlos de unos a otros hasta que exploten.

Otra opción es pintar en cada globo caras divertidas.

 

8. Guerra de manguera

Cada niño es dueño de la manguera durante unos minutos y debe intentar mojar a los demás. Es imprescindible jugar en bañador.

9. Carreras con vasos de agua

Cuantos más niños haya, mejor. Cada uno debe correr llevando en la mano un vaso (de plástico o de papel) lleno de agua. Gana el pequeño que llega antes a la meta sin haber derramado el líquido. Para evitar malentendidos, antes de dar la salida conviene marcar el nivel de agua en el vaso con un bolígrafo.

Etiquetas: familia, juegos, piscina, vacaciones, verano

separador de contenido

Tres juegos que educan

A partir de los cinco años el juego libre es fundamental, pero también aquellas actividades que contribuyen a afianzar los...

Ver

separador de contenido
COMENTARIOS