Juegos para casa

Puzzles caseros para niños a partir de dos años

A partir de los dos años, los niños ya disfrutan jugando con puzzles sencillos. Te proponemos algunos puzzles que podéis hacer en casa. A tu hijo le encantará ayudar a papá o mamá a fabricar su juguete.

Belén Juan
Puzzles caseros para niños a partir de dos años Ver test El desarrollo en niños de 1 a 2 años

Construir juguetes en casa es una forma estupenda de disfrutar de una tarde en familia y estimular la creatividad de los niños (y de paso, la nuestra, la de los padres). A partir de los dos años, los niños empiezan a pasárselo bien haciendo encajar las piezas de puzzles sencillos, y siempre disfrutan haciendo manualidades con papá y mamá.

Puzzles tradicionales

Podéis hacerlos en casa pegando una foto de las vacaciones o de la familia o un dibujo que os guste sobre un cartoncillo un poco fuerte. Ofrece al niño varias opciones y deja que ejija él la que más le guste. Cuando el pegamento esté bien seco, corta la foto en diferentes fragmentos (para esta edad, con seis será suficiente).

No te olvides de cortar algunos trozos curvos y otros rectos.

 

Tableros de formas

Recorta formas sencillas (como un cuadrado, un triángulo, un círculo o un rectángulo) con materiales de diferentes texturas que tengas en casa: una bayeta, un trocito de lija, una esponja no muy gruesa, papel de aluminio pegado a un cartón o lo que se te ocurra. Ponlas encima de una cartulina y dibuja su silueta con un lápiz. Repasa el dibujo después con un rotulador grueso. Pon las figuras en una caja y pídele al niño que coloque cada una en su lugar.

Procura que las siluetas queden bastante separadas entre sí en la cartulina, para que el juego le resulte más fácil.

El puzzle de las casitas

Una forma de reciclar los folletos publicitarios de tiendas de muebles y electrodomésticos que aterrizan en nuestro buzón. Recorta las fotografías de sofás, mesas, camas o frigoríficos que aparecen en los folletos. Si el papel es muy endeble, puedes pegar debajo una hoja más fuerte con cola y esperar a que se seque antes de usar la tijera. En un cuaderno de dibujo, pinta algunas habitaciones vacías: una cocina, un dormitorio, un baño… Añade solo algunos detalles significativos, como la ventana o los azulejos del baño. Después, puedes jugar con el niño a “diseñar” el interior de cada estancia colocando vuestros muebles en los dibujos.

Podéis hacer un cuadro pegando los muebles en el dibujo de la habitación.

 

Etiquetas: familia, juguetes, manualidades, niño

CONTENIDO RELACIONADO

separador de contenido

Manualidades para niños

Las manualidades aumentan la seguridad de los niños. Crean, transforman, convierten los materiales en obras de arte, ¡y lo...

Ver

separador de contenido

COMENTARIOS