Albinismo

Albinismo

Según las estadísticas, alrededor de uno de cada 13.000 nacidos es albino. El albinismo es una mutación genética que se manifiesta por la ausencia congénita de pigmentación (melanina).

El descubrimiento del albinismo como enfermedad hereditaria se lo debemos al científico Gregorio Mendel, quien, ya a finales del siglo pasado, sugirió que esta alteración metabólica, al igual que otras, podía ser transmitida por padres con un aspecto aparentemente normal, aunque portadores de ese factor hereditario recesivo (escondido).

El albinismo se mantiene de por vida, por lo que es preciso tomar ciertas precauciones desde las primeras semanas. Los niños deberán aprender a vivir esquivando el exceso de luz y los rayos de sol sobre todo, ya que son hipersensibles. Las cremas protectoras y las gafas de sol apropiadas resultan imprescindibles.

A menudo el albinismo se acompaña de trastornos oftalmológicos, como miopía o hipermetropía. La ayuda que ofrece la medicina a los albinos es bastante escasa.

Etiquetas: alimentación del bebé, alimentación niños, enfermedades, niños, problemas de sueño, problemas para comer, salud, salud del bebé, salud niños

Continúa leyendo...

COMENTARIOS