Dolor

Dolor

Irremediablemente, los niños deberán convivir durante los primerosaños con la enfermedad, si bien en la mayoría de las ocasiones se tratade trastornos pasajeros y sin importancia.

De las últimas investigaciones se deduce que los mecanismos de transmisión de las sensaciones dolorosas se desarrollan en el ser humano antes que los mecanismos de inhibición de éstas.Con tal de aliviar el sufrimiento de un hijo, los padres a veces caen en el error de administrarle una medicina. La automedicación está desaconsejada, pues es el pediatra quien debe indicar si hay que recurrir a los fármacos y cómo usarlos, ya que algunos tienen efectos secundarios y otros resultan peligrosos. Lo más prudente es permanecer cerca del pequeño, sin alterarse, y transmitiéndole la mayor confianza. A veces el dolor sirve como síntoma importante para determinar la gravedad de una enfermedad.Los fármacos que combaten el dolor se llaman analgésicos. Se comercializan bajo nombres distintos, pero lo principal es conocer el uso infantil de cada principio activo. El paracetamol (Apiretal, Efferalgan y Febrectal) alivia el dolor moderado y baja la fiebre. El ibuprofeno (Dalsy), además de calmar el dolor, se utiliza como antiinflamatorio y antitérmico. Deberán respetarse siempre las dosis indicadas y el tiempo entre cada toma.Cualquiera de estos medicamentos tarda en hacer efecto de 15 a 30 minutos.

Etiquetas: alimentación del bebé, alimentación niños, enfermedades, niños, problemas de sueño, problemas para comer, salud, salud del bebé, salud niños

Continúa leyendo...

COMENTARIOS