Factor Rh

Factor Rh

El grupo sanguíneo está controlado por las leyes de la herencia y la existencia del factor Rh tiene su expresión en los glóbulos rojos.

El Rh positivo de la madre anula las posibilidades de que se produzca una incompatibilidad entre su sangre y la del futuro bebé, aunque el factor del padre sea negativo. En cambio, cuando la mujer es Rh negativo y el padre positivo, habrá que tomar las medidas oportunas para prevenir las secuelas de un posible rechazo sanguíneo. Los hijos de una mujer con dos genes recesivos para el factor Rh negativo y de un hombre con uno o dos genes que expresen el factor Rh positivo expresarán el factor Rh negativo. Durante el embarazo, si el feto es Rh positivo, esta madre producirá anticuerpos contra el factor Rh negativo en un 5 por ciento de los casos. Son anticuerpos débiles que, normalmente, no causan daños al primogénito, pero destruyen los glóbulos rojos de la sangre de los hijos siguientes que tengan Rh positivo. Como consecuencia, puede sobrevenir la enfermedad del Rh, que produce ictericia, anemia, daño cerebral y con frecuencia la muerte antes o poco después del nacimiento del bebé. Hace años se recurría a la transfusión de sangre para los niños que sobrevivían. Ahora, se analiza el Rh de la pareja antes de la concepción. Si es incompatible, la solución es la profilaxis anti D, en forma de inyección, con una sustancia llamada Rhogam, que evita que la madre produzca anticuerpos contra el Rh positivo. Cuando ésta se realiza en las primeras horas posteriores al parto, las posibilidades de que los desarrolle se aproximan al uno por ciento. Se reducen casi a cero cuando se hace la profilaxis hacia la semana 28 de gestación.

Etiquetas: alimentación del bebé, alimentación niños, enfermedades, niños, problemas de sueño, problemas para comer, salud, salud del bebé, salud niños

Continúa leyendo...

COMENTARIOS