Fracturas

Fracturas

Uno de los principales riesgos de una caída, tan habitual en la infancia, es que ocasione una fractura.

Las más frecuentes en niños son las llamadas en tallo verde, en las que el hueso no se rompe del todo, sólo se agrieta. El primer signo cuando un hueso se rompe es un chasquido, pero hay otros síntomas: incapacidad de moverlo o dolor muy intenso cuando se intenta, tumoración y cierta irregularidad en el hueso que se nota al palparlo. A veces puede que el miembro afectado aparezca más corto o con una posición anormal. En el caso de que haya una lesión que deje asomar el hueso, se tapa con unas grasas estériles y se acude a urgencias. El cabestrillo es el primer auxilioLas vendas para los cabestrillos son triangulares. Aunque se venden en farmacias, es fácil improvisar uno con una tela de tejido natural, como el algodón. Se coloca debajo de la axila del brazo lesionado, de manera que quede un pico en la espalda y otro a un lado del cuello. Se levanta la parte inferior de la venda sobre el brazo y se ata, pasándola por detrás del cuello, a la punta que habíamos dejado a un lado del cuello. Se dobla el pico que queda a la altura del codo sobre este hueso y se sujeta con un imperdible.

Etiquetas: alimentación del bebé, alimentación niños, enfermedades, niños, problemas de sueño, problemas para comer, salud, salud del bebé, salud niños

Continúa leyendo...

COMENTARIOS