Lombrices

Lombrices

Este término popular se emplea cuando el niño padece una infección del intestino que está provocada por unos pequeños gusanos, con forma de lombriz, que viven de forma parasitaria en esta zona.

El más frecuente de estos gusanos es el oxiuro, un parásito filiforme blanco y movible. Su aparición provoca picor en el ano, alrededor de las nalgas y, en el caso de las niñas, también una irritación en la vagina. Puede que el niño enfermo se muestre irritable y tenga mal aliento. Aunque se trata de una infección leve, sin mayor peligro, el riesgo de contagio es muy grande. Normalmente, el tratamiento consiste en dar al pequeño afectado un medicamento oral que se administra en una sola dosis y se repite a las dos semanas. Como medida profiláctica es muy importante una buena higiene y evitar que, llevado por el picor, el niño se rasque, pues los huevos podrían depositarse en el interior de las uñas. En cuanto aparezca la picazón persistente, lo mejor es recurrir al pediatra.Para evitar éste y otros problemas sanitarios, los niños deben acostumbrarse a lavarse bien las manos antes de comer, nada más volver a casa y cada vez que terminen de usar el inodoro.

Etiquetas: alimentación del bebé, alimentación niños, enfermedades, niños, problemas de sueño, problemas para comer, salud, salud del bebé, salud niños

Continúa leyendo...

COMENTARIOS