Lunares

Lunares

Un lunar es una alteración de la piel que se produce por un exceso de pigmentación en una zona determinada.

La mayoría de las veces es benigno. La forma más simple son las pecas, que no requieren ningún tratamiento. Los lunares planos, que no hacen relieve en la piel, son como pequeñas manchas del color del café con leche. Son de carácter totalmente benigno, por lo que no hay que tocarlos. Los más importantes son los lunares llamados nevos, que sí forman relieve en la piel y se consideran potencialmente malignos. Existe controversia entre los especialistas que quieren extirparlos antes de los diez años y los que piensan que no es necesario porque no se van a malignizar. En cualquier caso, lo importante es observar que no tengan signos de mala evolución: crecimiento rápido, inflamación roja en su base, picor o dolor, ulceración y aparición o cambio en las palmas de las manos y los pies. En cualquiera de estos casos, la postura más adecuada sería proceder a la extirpación.

Etiquetas: alimentación del bebé, alimentación niños, enfermedades, niños, problemas de sueño, problemas para comer, salud, salud del bebé, salud niños

Continúa leyendo...

COMENTARIOS