Meningitis

Meningitis

Es una enfermedad infectocontagiosa grave de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal.

Las meningitis producidas por virus son más frecuentes que las bacterianas. Las dos son siempre contagiosas y se transmiten por las gotitas de saliva o partículas que se expulsan al toser o estornudar. Tanto unas como otras son graves, pero lo son más las bacterianas (su índice de mortalidad oscila entre el 10 y el 20 por ciento). Las bacterianas más frecuentes son: meningococo (grupo B y C), Haemophilus Influenzae (grupo B) y neumococo. La meningitis empieza como un cuadro gripal. Más tarde, el afectado sufre un dolor intenso de cabeza, náuseas, vómitos bruscos y fiebre alta. Posteriormente, aparece rigidez de nuca: el pequeño es incapaz de alcanzar el pecho con el mentón. Si evoluciona mal, los signos se complican: alteración de la conciencia, convulsiones, manchas hemorrágicas en la piel... Para confirmar la meningitis, siempre hay que hacer una punción lumbar en el hospital. Es fundamental la rapidez en el diagnóstico. Los casos aumentan en invierno y primavera. Existe una campaña eficaz de vacunación contra las meningitis bacterianas por Haemophilus B, meningococo C y el neumococo, pero no hay vacuna para las originadas por virus ni por meningococo B.

Etiquetas: alimentación del bebé, alimentación niños, enfermedades, niños, problemas de sueño, problemas para comer, salud, salud del bebé, salud niños

Continúa leyendo...

COMENTARIOS