Pediatra

Pediatra

El pediatra debe seguir el desarrollo del niño desde su primer día de vida.

Es la persona más indicada para resolver las dudas que puedan surgir a los padres (dudas que, durante el primer año, suelen ser más que abundantes). Cualquier cuestión que nos preocupe, por nimia que parezca, tenemos que hablarla con él. Durante el primer mes, observará al bebé con frecuencia, independientemente de si está malito o no. El primer reconocimiento tiene lugar en la maternidad, nada más nacer. Su vigilancia será intensiva a lo largo de las 24 horas siguientes. Esta observación, así como las primeras revisiones, es fundamental para detectar cuanto antes si existe alguna anomalía y para valorar su adaptación a la vida fuera del útero. Si la evolución es normal, el pediatra marcará el ritmo de las visitas y atenciones que cada bebé necesita. En cada una de ellas, no sólo resolverá cuantas dudas tengan los padres, sino que le realizará las pruebas oportunas y les informará de las vacunas que hay que ponerle al niño. También observará cómo se desarrolla, sus facultades, comprobará sus actos reflejos y si sus cinco sentidos funcionan correctamente. Examinará el equilibrio y el control de su cuerpo, preguntará sobre sus hábitos de sueño y vigilia y alimentación, y marcará también los cambios en ésta. Las citas se completarán con la auscultación de su corazón y el estudio de las fontanelas, así como de su respiración, etc. Le pesará, le medirá y tomará nota del perímetro craneal. Todos estos datos quedarán registrados en su historial para poder seguir la evolución del pequeño. El pediatra se interesa también por la actitud del bebé, su entorno, su ambiente familiar, así como por cada uno de sus logros y habilidades psicomotrices. La buena comunicación con el médico por parte de los padres y una relación de confianza es, pues, fundamental si queremos que el niño crezca y se desarrolle en las mejores condiciones.

Etiquetas: alimentación del bebé, alimentación niños, enfermedades, niños, problemas de sueño, problemas para comer, salud, salud del bebé, salud niños

Continúa leyendo...

COMENTARIOS