Soplo cardiaco

Soplo cardiaco

Con frecuencia, el pediatra, en una revisión de rutina, aprecia en la auscultación un soplo, es decir, un ruido peculiar, como una especie de soplidos.

Los soplos pueden ser funcionales u orgánicos. El funcional se debe a que la sangre circula más rápido, algo muy frecuente en los niños aunque tengan el corazón sano. No es motivo de preocupación, puesto que no implica lesión cardiaca. El soplo se hace más manifiesto a causa del ejercicio, una fiebre o un estado psíquico alterado. No requiere tratamiento específico y el niño puede llevar una vida normal. Este tipo de soplos suele desaparecer en la adolescencia. Por el contrario, los soplos orgánicos indican una lesión en el corazón, que puede deberse a una malformación cardiaca o a una lesión de las válvulas con proceso reumático. Estos soplos no desaparecen. El niño tiene que ser examinado sistemáticamente para ver su evolución. Para diagnosticar si el soplo es funcional u orgánico, el pediatra envía al pequeño paciente al cardiólogo.

Etiquetas: alimentación del bebé, alimentación niños, enfermedades, niños, problemas de sueño, problemas para comer, salud, salud del bebé, salud niños

Continúa leyendo...

COMENTARIOS