Familia Eco

Juegos para enseñar a los niños a reciclar y reutilizar

A partir de los tres años, los niños pueden ir aprendiendo a reciclar los residuos en casa. Te proponemos juegos y actividades para enseñar a tus hijos a reciclar de una forma divertida. Y recuerda: el ejemplo de los padres es fundamental.

Belén Juan
Juegos para enseñar a los niños a reciclar y reutilizar Ver test ¿Es feliz tu hijo?

La UNESCO declaró el 17 de mayo Día Mundial del Reciclaje, pero todos los días son buenos para intentar mejorar este hábito en familia. Reciclar los residuos es una responsabilidad que tenemos todos con nuestro planeta, y parece que nos lo tomamos cada vez más en serio. Transmitir este hábito a los niños es fundamental para desarrollar su conciencia ecologista.

Aquí van algunos juegos para que nuestros hijos vayan desarrollando hábitos ecologistas y valores de respeto a la naturaleza desde pequeñitos.

Juegos y actividades para enseñar a los niños a reciclar y reutilizar

Para enseñar a nuestros hijos a reciclar de una forma divertida podemos mostrarles cómo separar los residuos a través de juegos:

  • Dibuja con los niños los cuatro tipos de contenedores que hay según el material reciclado: papel y cartón (azul), vidrio (verde), plástico latas y bricks (amarillo) y residuos orgánicos (naranja). Los contenedores se pueden recortar y pegar en un azulejo de la cocina. Alrededor de cada uno de ellos, los niños pueden pegar los objetos que previamente han dibujado y recortado y que pertenecen a cada contenedor: un periódico viejo en el azul, una botella de cristal en el verde, un cartón de leche en el amarillo o la raspa de un pescado en el naranja.
  • Los calcetines viejos son geniales para hacer caballos y serpientes. Hay que rellenarlos de telas inservibles (ropa rota que no se puede donar) o de papel de periódico. La cara se les hace con un rotulador, o recortando los ojos y la boca en cartulina y pegándolos después.
  • Con cajas de embalaje o de cartón que hayan venido del supermercado o de comprar zapatos se pueden construir circuitos laberínticos o pequeñas casitas. Pintar, recortar figuras y pegarlas... las posibilidades son infinitas cuando un niño le echa imaginación.
  • Con botellas de plástico podemos fabricar un juego de bolos. Necesitaremos varias del mismo tamaño. La bola se construye con el papel de plata de envolver los bocadillos.
  • Con las cajas de las porciones de queso podemos fabricar un juego de chapas gigante. Si las decoramos con pinturas de dedos tendremos un bonito resultado.
  • Podemos fabricar un palo de lluvia con una botella de plástico rellena de piedrecitas. Podemos pintarla después para que no se vea el interior.
  • Dos envases de yogur rellenos de piedrecitas con otros dos encima pegados se pueden convertir en unas maracas.

 

Etiquetas: ecología, juguetes, juguetes material reciclado, reciclar

CONTENIDO RELACIONADO

separador de contenido separador de contenido

COMENTARIOS