Antibióticos siempre con receta

¿Por qué le duele la garganta a los niños?

Es muy frecuente que, con la llegada del frío, a nuestros hijos les duela la garganta. La mayoría de estas infecciones son causadas por virus y bacterias y no siempre se curan con antibióticos.

Diferencias claras Ver diccionario Diccionario de la salud del niño

Si observamos los síntomas, no es difícil averiguar qué germen produce la infección. Cuando está provocada por un virus, el dolor de garganta es llevadero, la fiebre baja, el estado general del niño es bastante bueno y la faringe sólo está levemente enrojecida.

En cambio, cuando la infección está provocada por una bacteria, la faringe está enrojecida, en las amígdalas aparecen placas blancas de pus, el niño tiene mal aliento y fiebre alta y se queja de dolor al tragar.

¿Qué hacer?

Si le duele ligeramente la garganta, no tiene fiebre ni se siente mal, la postura más adecuada es dejar que la infección siga su curso y el organismo acabe por eliminarla. Para ayudarle es conveniente ofrecerle líquidos en abundancia, leche, agua y zumos de frutas que no sean ácidos y mantenerle un tiempo prudencial en reposo.

Por el contrario, si tiene dolor de garganta, fiebre alta, cefalea, malestar general, cansancio y pérdida de apetito:

  • Le suministraremos un analgésico que sea también antitérmico, tipo paracetamol o ibuprofeno, para aliviar sus molestias.
  • Posiblemente, en unas horas o al día siguiente, al mirar en el interior de su boca, se vean unas amígdalas enrojecidas y con placas blanquecinas. No cabe duda de que hay que llevarle al médico.
  • Aunque esté desganado podemos ofrecerle alimentos blandos, lácteos, frutas y verduras, cereales y carnes o pescados cocidos o a la plancha. Los alimentos grasos y los muy condimentados, mejor evitarlos.

Sin complicaciones

  • Cuando coloquialmente hablamos de dolor de garganta nos referimos al dolor que aparece en la parte media de la faringe y las amígdalas.
  • La mayoría de esos dolores se deben a una faringoamigdalitis, que es una infección causada por virus y bacterias (y muy rara vez, por hongos).
  • Siempre que el niño tenga dolor de garganta hay que averiguar si la enfermedad está producida por bacterias o por virus. Las infecciones bacterianas son más severas y requieren antibióticos, mientras que las víricas resultan más leves y los antibióticos son innecesarios y contraproducentes.
  • El dolor de garganta no se cura siempre con antibióticos. Bajo ningún concepto, debemos darle antibióticos al niño antes de consultar con el médico. Los antibióticos innecesarios fortalecen a las bacterias y hacen que éstas se vuelvan resistentes y difíciles de combatir.

Si el pediatra sospecha que la infección es de origen bacteriano, determina mediante unos reactivos si el germen es un estreptococo, ya que las infecciones causadas por esa bacteria pueden provocar complicaciones graves en el corazón, el riñón y las articulaciones. Será difícil que ocurra esto con un diagnóstico a tiempo.

INFECCIONES BACTERIANAS INFECCIONES VÍRICAS
Amigdalitis bacteriana Absceso periamigdaliano Faringoamigdalitis vírica Faringoestomatitis vírica Mononucleosis
Causas
  • Estreptococo.
  • Haemophilus influenzae.
  • Estafilococo.
  • Neumococo.
  • Estreptococo.
  • Estafilococo.
  • Anaerobios.
  • Adenovirus.
  • Enterovirus.
  • Gripe.
  • Herpes.
  • Enterovirus.
  • Coxsackie.
  • Virus Epstein Barr.
Síntomas
  • Dolor de garganta.
  • Fiebre alta.
  • Malestar.
  • Cefalea.
  • Dolor de garganta.
  • Fiebre alta.
  • Exceso de salivación.
  • Mandíbulas contraídas.
  • Ganglios cervicales inflamados.
  • Febrícula.
  • Inapetencia.
  • Dolor de garganta.
  • Rinorrea.
  • Tos.
  • Estornudos.
  • Dolor de garganta.
  • Escozor en la boca.
  • Fiebre.

 

  • Dolor de garganta.
  • Fiebre.
  • Cansancio,
  • Decaimiento.
  • Naúseas
Faringe
  • Placas blancas

en las amígdalas.

  • Ganglios cervicales inflamados.
  • Amígdala desplazada por un flemón que la rodea.
  • Garganta enrrrojecida.
  • Puntitos rojos en el paladar.
  • Pequeñas vesículas rodeadas de halo rojo en el paladar, las encías, la lengua y la faringe.
  • Placas blancas en las anmígdalas.
  • Ganglios grandes y dolorosos.
Tratamiento
  • Reposo.
  • Tomar muchos líquidos.
  • Antitérmicos.
  • Tratamiento con el antibiótico

prescrito por el
médico.

  • Reposo.
  • Beber muchos líquidos.
  • Ibuprofeno.
  • Antibióticos.
  • Si no mejora en 24 horas se practica un drenaje.
  • Reposo.
  • Tomar muchos líquidos.
  • Paracetamol.
  • Ibuprofeno.
  • Reposo.
  • Tomar muchos líquidos (a excepción del zumo de naranja, que escuece).
  • Dieta semisólida.
  • Antitérmicos.
  • Reposo.
  • Beber líquidos en abundancia.
  • Antitérmicos (no paracetamol).

 

Etiquetas: antibióticos, dolor de garganta, faringitis, salud, salud niños

separador de contenido

Mocos, Gripe y Catarros

El frío ha llegado y con él los catarros, la gripe, la bronquitis, la bronquiolitis... Te damos los mejores consejos para ...

Ver

separador de contenido
COMENTARIOS