Prevención

Gastroenteritis: cómo tratarla

La gastroenteritis es una enfermedad muy frecuente en bebés y niños menores de cuatro años. Esta infección la producen virus y bacterias que se trasmiten con las manos. Normalmente desaparece entre los tres y seis días.

Gastroenteritis: cómo tratarla Ver diccionario Diccionario de la salud del niño

La gastroenteritis una infección de estómago e intestino, que se manifiesta sobre todo con náuseas, vómitos y diarrea (deposiciones blandas o líquidas muy frecuentes). Además de estos síntomas, esta enfermedad causa dolor de tripa, cólico -con retortijones-, inapetencia, malestar general y fiebre más o menos alta.

¿Qué germen la produce?

Virus y bacterias. En el caso de los virus, los rotavirus son responsables de más de la mitad de las gastroenteritis agudas. En cuanto a las bacterias, las más frecuentes son el colicabilo, la salmonella y la yersinia. Si el médico tiene dudas sobre el tipo de microbio, pide un cultivo de heces.

¿Cómo se contrae?

Los gérmenes que causan la gastroenteritis se eliminan a través de las heces durante un periodo de tiempo de entre cuatro y diez días. El vehículo transmisor suelen ser las manos, que se contaminan al limpiarse después de ir al baño o al cambiar los pañales del niño enfermo. Esas manos contaminadas van dejando microbios en los alimentos y en los objetos que tocan y que luego el niño se lleva a la boca.

Algunas gastroenteritis se contraen al tomar alimentos contaminados con salmonella, como mayonesa casera que no se ha conservado en la nevera o pollo poco hecho.

¿Se puede complicar?

  • A través de los vómitos y la diarrea el organismo pierde agua y sales minerales, que si no se reponen inmediatamente, pueden llevar a un estado de deshidratación. Los primeros síntomas son: intranquilidad e irritabilidad, fontanela hundida en los lactantes, ojos hundidos, labios y lengua seca.
  • Si la deshidratación es más grave, el niño está postrado, su llanto es débil y la frecuencia del pulso aumenta. En caso de deshidratación hay que llevar al niño a un servicio de urgencias inmediatamente.

Hidratar

  • Lo más importante es aportar al pequeño el agua y las sales que pierde a través de los vómitos y la diarrea.
  • La solución hidrosalina que se vende en farmacias proporciona (en las concentraciones necesarias) el agua y los electrolitos que pierde.
  • Mientras duran los vómitos, ésta se ofrece en pequeñas cantidades, con una cuchara o con una jeringuilla (por ejemplo, una cucharada cada cinco minutos) para evitar que la vomite.
  • A medida que el niño va tolerando los líquidos se puede aumentar poco a poco la cantidad.
  • El agua, la limonada casera y las bebidas isotónicas no aportan los electrolitos que el niño precisa.

¿Cuándo hay que ir al médico?

  • Hay que consultar si el niño es menor de dos años o si es mayor de dos años y lleva 48 horas con vómitos y fiebre.
  • Cuando el pequeño no tolera los líquidos y está decaído hay que trasladarle sin demora a un servicio de urgencias.

¿El niño debe hacer dieta blanda?

No. Si está tomando el pecho, no hay que interrumpir la lactancia en ningún momento y si toma leche adaptada, se le pueden preparar biberones más diluidos. Los niños mayores pueden tomar su comida habitual en cuanto cesen los vómitos. Eso sí, es conveniente evitar los alimentos grasos (carnes rojas, embutidos, etc.) y dulces (chocolate, pasteles, bollería, etc.).

¿Cuánto dura la enfermedad?

Las gastroenteritis producidas por virus suelen tardar en curarse entre tres y seis días. Las causadas por bacterias pueden durar más tiempo, con recaídas y periodos de mejoría.

¿Se puede prevenir?

  • Es primordial extremar la higiene: ponerse guantes para cambiar el pañal, desinfectar el cambiador, lavarse las manos después de ir al baño y dejar los pañales sucios en recipientes cerrados. Pero en las gastroenteritis causadas por rotavirus estas medidas no son muy eficaces, porque se contagian desde un día antes de aparecer los síntomas.
  • La buena noticia es que ya está disponible la primera vacuna oral contra el rotavirus, que se administra a los dos y cuatro meses de edad. El médico indicará en qué casos se debe administrar.

¿Debe tomar antibióticos?

En las gastroenteritis víricas, las más comunes, los antibióticos no son eficaces. En las bacterianas el médico solo los recomienda si el cuadro es muy agudo.

¿Y otros medicamentos?

Si el niño tiene fiebre, el paracetamol bajará la temperatura y mejorará su estado. Los antidiarreicos se desaconsejan porque prolongan la infección.

 

Etiquetas: diarrea, dolor de barriga niños, enfermedades, fiebre, gastroenteritis, salud, salud niños, vómitos niños

separador de contenido separador de contenido
COMENTARIOS