Reproducción asistida

Fecundación in vitro (FIV): respuestas a las preguntas más importantes

¿Cómo funciona realmente la inseminación artificial? ¿Qué porcentaje de éxito tiene? Respondemos a las preguntas más importantes en torno a la fecundación in vitro (FIV).

¿Cuánto se debe esperar antes de ir al médico? Ver herramienta Calendario de Fertilidad

¿Cuánto se debe esperar antes de ir al médico? Depende de la edad de la pareja. Que una mujer de 35 años no se quede embarazada después de tener relaciones sexuales sin protección durante dos años se considera raro. En una mujer de 40, sin embargo, es normal. Eso sí, cuanto mayor es la pareja, menos tiempo queda para concebir un hijo. Por eso, en parejas jóvenes se aconseja acudir al médico si no se consigue el embarazo en dos años. Cuando la mujer tiene entre 30 y 35 años, el tiempo de espera se reduce a un año y a partir de los 35 se recomienda empezar un estudio de esterilidad pasados seis meses.

¿Cómo funciona la inseminación artificial?

En realidad, lo que llamamos inseminación artificial no es realmente artificial. La fecundación in vitro ( FIV) se desarrolla igual que la inseminación natural, solo que dentro de una probeta. Espermatozoides y óvulos se unen en el tubo de ensayo exactamente igual que lo harían en las trompas. Una fecundación in vitro transcurre así :

  • El análisis de los espermatozoides: Se observa la cantidad, movilidad, forma y posibles infecciones de los espermatozoides. Mediante el espermiograma se puede saber si el hombre es capaz de engendrar y en qué medida.
  • La estimulación hormonal de la mujer: Primero, un medicamento bloquea la actividad natural de los ovarios. A continuación, una dosis diaria de hormonas hace madurar una gran cantidad de óvulos a la vez. Después de unas dos semanas, también por acción de las hormonas, estos óvulos estarán preparados para la ovulación y se habrán vuelto fértiles.
  • La punción de los óvulos: El médico extrae a la mujer entre 5 y 15 óvulos, que son depositados en un líquido nutritivo.
  • La fertilización: Se preparan los espermatozoides del hombre y se colocan en una probeta junto con los óvulos. Un máximo de tres óvulos fecundados podrán seguir madurando.
  • La transferencia de embriones: Al cabo de dos o tres días los óvulos se han convertido en embriones de ocho células. Se depositan en el útero a través de un tubo, aproximadamente 48 horas después de la punción.

¿El tratamiento resulta molesto para la mujer?

Antiguamente la mujer tenía que ir al médico a diario a que le inyectaran hormonas a partir del sexto día del ciclo. Ahora existen también inyecciones individuales que contienen la dosis necesaria, pensadas para que la propia mujer se las administre.

Las hormonas estimulan a los ovarios a producir más de un óvulo con capacidad de ser fecundado. Un tercio de las mujeres se sienten hinchadas durante la fase de estimulación. Muchas sufren un aumento de sudoración. Pero solo en contadas ocasiones se tiene que interrumpir la terapia hormonal porque la mujer no la tolere.

Para hacer la extracción de los óvulos, se emplea anestesia local o sedación general (entre 10 y 15 minutos), porque así el proceso transcurre más fácilmente.

¿Qué porcentaje de éxito tiene una inseminación artificial?

Óvulos y espermatozoides se juntan en el momento óptimo

Bastante alto, comparado con el porcentaje de éxito en las relaciones sexuales normales. Cuando se practica sexo sin protección, la posibilidad de un embarazo es de un 15 a un 20 por ciento en cada ciclo. Una inseminación artificial eleva la probabilidad en un 10 por ciento aproximadamente. Uno de los motivos es que los expertos unen a los óvulos y espermatozoides en el momento óptimo.

La edad de la mujer juega un papel importante. El porcentaje de éxito de la inseminación artificial en una mujer de 30 años es de un 34 por ciento; en una mujer de 45 es de solo un 12 por ciento.

¿Por qué se producen más embarazos múltiples en las FIV?

Para aumentar las posibilidades de éxito de la fecundación in vitro, se pueden transferir al útero hasta un máximo de tres embriones y, naturalmente, todos ellos pueden seguir desarrollándose. En mujeres por debajo de 38 años, hoy día los médicos suelen transferir un máximo de dos embriones.

¿Es mayor el riesgo de malformaciones fetales?

Detrás de esta pregunta se esconde un temor concreto a un método de inseminación artificial llamado ICSI ( inyección intracitoplasmática). Este procedimiento consiste en escoger un espermatozoide e inyectarlo directamente en el interior del óvulo, de forma que este no tiene posibilidad alguna de elegir el espermatozoide más adecuado. Es decir: los espermatozoides que de manera natural nunca habrían penetrado en el óvulo, con este método sí lo hacen.

Sin embargo, hasta ahora solo se ha podido demostrar un riesgo de malformaciones levemente superior respecto a un embarazo natural. Y se cree que esto no se debe al tipo de inseminación, sino más bien al trastorno de infertilidad que sufren los padres.

¿Qué ocurre cuando el hombre es estéril?

En España, existe la posibilidad de recurrir a un donante. El semen del donante es analizado rigurosamente (calidad, cantidad y aptitud para ser congelado). Los candidatos con enfermedades hereditarias, por ejemplo infartos frecuentes o antecedentes familiares de cáncer, son rechazados. En la práctica solo el 10 por ciento de los aspirantes cumplen todos los requisitos para donar. Las donaciones son anónimas, pero se selecciona, para cada pareja, a un donante con características físicas similares a las de los padres (color de pelo y de piel, altura, etc.).

¿Qué se hace con los embriones que no se utilizan?

En España, los embriones que no se transfieren pueden crioconservarse para su futura utilización por la propia mujer o su cónyuge. Si ellos no los utilizan, pueden donarse con fines reproductivos, con fines de investigación o, si transcurre el plazo máximo que prevé la ley para conservarlos sin que se haya optado por ninguna de las soluciones anteriores, puede cesar la conservación.

Cualquiera de estas opciones requiere el consentimiento informado de la mujer y, si está casada, también el de su marido, que debe firmarse antes de la generación de los preembriones.

La ley prevé que cada dos años, como mínimo, se solicite a la mujer o a la pareja progenitora la renovación o modificación de su consentimiento. Si no se obtiene respuesta durante durante dos renovaciones consecutivas, los preembriones quedan a disposición de los centros en los que están conservados, que pueden destinarlos a cualquiera de los fines citados.

¿Hay una edad máxima para someterse a una inseminación artificial?

La ley no establece un límite de edad, pero los centros privados españoles no practican tratamientos a mujeres de más de 50 años. En la sanidad pública, las restricciones de edad son muy superiores. Las mujeres de más de 40 años deben iniciar un tratamiento de esterilidad con expectativas realistas. Con o sin fecundación in vitro, cuanto mayor es la mujer, menor es la probabilidad de embarazo. Con la edad se reduce la cantidad de óvulos, y los ciclos sin ovulación son más frecuentes. La tasa de abortos también aumenta con el paso del tiempo.

¿Es posible adoptar embriones?

Sí. Es una opción para los miles de embriones conservados en las clínicas sobre los que los padres no toman una decisión, bien porque están ilocalizables, bien porque les cuesta elegir una de las opciones y dejan la decisión en manos del centro de reproducción asistida.

Etiquetas: FIV, esterilidad, fecundación in vitro, inseminación artificial, reproducción asistida

separador de contenido separador de contenido
COMENTARIOS