Fertilidad

Queremos tener un bebé: ¿Cómo conseguir el embarazo?

Cuando una pareja decide tener un bebé, no sabe si el embarazo se conseguirá pronto o si tendrá que tener algo de paciencia. Lo mejor que puede hacer hasta que llegue ese momento es llevar una vida sana y abandonar las malas costumbres.

¿Qué hábitos favorecen la fertilidad femenina? Ver test Test para parejas enamoradas que quieren tener un hijo
  • Cuando se decide buscar un bebé es aconsejable abandonar los hábitos perjudiciales, como fumar, consumir alcohol o drogas y trasnochar a menudo.
  • La alimentación también es importante. El sobrepeso o la extrema delgadez pueden afectar a la fertilidad, sobre todo porque ambos factores suelen causar desarreglos en el periodo menstrual.
  • Para aumentar las posibilidades de quedarse embarazada, conviene realizar ejercicio con regularidad, reducir el consumo de fritos y grasas, y no abusar de la sal, el azúcar, el café, el té y los refrescos de cola. La cafeína también disminuye las posibilidades de embarazo.

¿Qué factores pueden alterar la fertilidad masculina?

  • Aunque muchos hombres piensen que el efecto desinhibidor del alcohol despierta la libido, en realidad beber en exceso tiene un efecto doblemente negativo: debilita el semen y ocasiona más problemas de erección.
  • En los hombres la dieta también es importante. De hecho, la obesidad es una de las causas de la infertilidad. Algunos estudios apuntan que sólo con modificar la dieta, introduciendo productos naturales, se podría mejorar la calidad y movilidad de los espermatozoides hasta en un 50%.
  • Al hombre se le recomienda no usar prendas ajustadas que compriman la región genital, ni permanecer mucho tiempo sentado, ya que el aumento de temperatura afecta a la cantidad y calidad de los espermatozoides.

¿Cómo afecta el estrés?

El estrés es uno de los factores que más dificultan el embarazo. Las mujeres con mucha tensión suelen tener ciclos menstruales poco regulares y los hombres suelen presentar una disminución en sus niveles de espermatozoides.

Además, muchas de las personas estresadas suelen descansar poco, alimentarse de forma desequilibrada, tomar muchos excitantes (café, alcohol, tabaco...) y no practicar deporte.

A menudo, cuando la pareja no logra el embarazo, se genera un estrés extra. Se entra así en una rueda sin fin, ya que el estrés produce infertilidad y la infertilidad genera estrés.

Es importante que la pareja aprenda a relajarse para mejorar sus relaciones. Los masajes ayudan mucho.

¿Cuándo y cómo deben ser las relaciones sexuales?

Las posibilidades de embarazo aumentan si durante el periodo fértil se hace el amor en días alternos. Con esta frecuencia la calidad del esperma es óptima, ya que no es bueno que el hombre tenga una eyaculación una o más veces cada día. Tampoco es bueno lo contrario. La abstinencia prolongada reduce la calidad del esperma.

Cuando se tienen relaciones dos o tres veces por semana, la probabilidad de quedarse embarazada en el curso de medio año es muy alta. Los expertos aconsejan no empezar a tener relaciones sexuales planificadas de antemano. Si al cabo de unos seis meses no se ha logrado el embarazo, entonces sí es preferible anotar en un calendario el plan de actividad sexual según el ciclo menstrual de la mujer.

¿Qué posturas son las más aconsejables?

Cuando el semen es fuerte y abundante no importa la postura en la que se practica el sexo, pero si es débil se recomienda elegir posturas en las que los espermatozoides lleguen mejor al útero.

La tradicional postura del misionero, en la que la mujer se encuentra debajo y el hombre arriba, es la más favorecedora. Las peores son aquellas en las que la mujer está sentada o de pie; los espermatozoides, dado el caso, pueden ser incapaces de enfrentarse a la fuerza de la gravedad y avanzar hacia arriba.

Después de tener relaciones sexuales conviene que la mujer permanezca 30 minutos tumbada; puede ponerse unas almohadas bajo las nalgas para impedir que el semen salga por la vagina. No debe ir inmediatamente al lavabo para orinar o lavarse.

¿Cuánto se puede tardar en conseguir un embarazo?

Una pareja joven y supuestamente fértil tiene un 25% de posibilidades de conseguir un embarazo en un mes en el que haya tenido relaciones sexuales durante el período ovulatorio. Un 30% lo logra en tres meses, un 70% en medio año y aproximadamente un 80% en un año.

Los problemas de fertilidad están relacionados con muchos factores. Uno de los más importantes es la edad de la mujer (la reserva de óvulos se va agotando). A los 35 años la posibilidad mensual de quedarse embarazada es del 10%, mientras que a los 40 años es solo de un 5%. Esto no significa que una mujer de más de 35 años no pueda tener más hijos, sino que necesitará más tiempo para conseguirlo.

Los especialistas aconsejan buscar asesoramiento si no se consigue el embarazo en un año (seis meses si la mujer es mayor de 35 años).

¿Se necesita un aporte extra de vitaminas?

Si la mujer come de forma saludable no necesitará un aporte adicional de vitaminas, con una excepción: el ácido fólico. Esta vitamina es esencial en el desarrollo de los órganos del bebé y reduce el riesgo de que este sufra daños en el tubo neural, como la espina bífida.

Se aconseja tomar un comprimido diario desde un mes antes de buscar el embarazo.

En qué casos hay que esperar

Hay circunstancias en las que se aconseja esperar un poco antes de buscar un bebé:

  • Tras dejar la píldora. Conviene esperar hasta que el ciclo se regule. Las mujeres que se quedan embarazadas justo al abandonar la pastilla tienen un 1,5 más de probabilidades de tener mellizos.
  • Si se toman medicamentos o se sigue un tratamiento por una enfermedad crónica, se aconseja consultar al médico antes de buscar un embarazo. Él recomendará el momento idóneo.
  • Tras un aborto, conviene esperar al menos un par de meses.
  • Tras un parto (natural), hay que esperar al menos seis meses.
  • Tras una cesárea, se debe esperar un año.
  • Si se tiene un hijo, se recomienda esperar a que cumpla 18 meses.

Los mejores días

Aunque no conviene que la pareja esté pendiente del calendario, es práctico conocer el ciclo y los días fértiles de la mujer (los tres previos a la ovulación y el día en que se produce), para saber cuándo es más alta la probabilidad de quedarse embarazada. El ciclo va desde el primer día de la menstruación hasta el inicio de la siguiente.

La ovulación suele tener lugar 14 días antes de la regla. En un ciclo de 28 días la ovulación se produce a mitad del ciclo. Si el ciclo es más largo, el momento de la ovulación se atrasa. Y si es más corto, se adelanta. Cuando los ciclos no son regulares conviene utilizar un test de ovulación (se vende en farmacias). Tras la ovulación algunas mujeres experimentan un leve aumento de la temperatura.

Para ver cuáles son tus días más fértiles puedes consultar nuestro calendario de fertilidad


Asesor: Dr. Pedro N. Barri, director del Dpto. de Ginecología del Instituto Universitario Dexeus.

Etiquetas: embarazo, familia, fecundación, fertilidad, pareja

separador de contenido separador de contenido

COMENTARIOS