Cómo elegir la silla del bebé

Seguro en el coche

Los bebés hacen el primer trayecto en coche nada más nacer: del hospital a casa. A ese viaje se le sumarán muchos más. Por eso es importante protegerles bien. Te ayudamos a elegir la silla adaptada a la edad del niño y te damos las pautas para prevenir accidentes.

Qué dice la ley Ver test ¿Sabes lo que hay que saber sobre seguridad infantil en el coche?

¿Qué dice la ley? Los menores de doce años que no alcancen 135 cm deben utilizar siempre dispositivos de seguridad adaptados a su peso y edad. Una vez que crezcan y sobrepasen esta altura, ya pueden ir con los cinturones de seguridad del propio coche.

¿Y qué pasa con los adultos? ¿Qué consecuencias tiene para ellos saltarse la norma? Pues para empezar una sanción económica. Además, resta tres puntos del crédito del permiso de conducción. Incluso al conductor se le puede retirar el carné, ya que esta falta está tipificada como infracción grave.

¿Qué sistema es el mejor?

En el caso de los bebés, tenemos dos opciones: la sillita portabebés y el cuco. Decantarse por uno u otro será decisión de los padres. Sin embargo, aunque cualquiera de los dos es válido, los técnicos de seguridad consideran que las sillitas homologadas para los bebés ofrecen más garantías.

¿La razón?

Si se produce una colisión frontal y el bebé viaja en su cuco, su cabeza suele dispararse hacia un lado, ya que el cuco se coloca transversalmente. Sin embargo, la silla sujeta con más seguridad la cabeza del niño porque queda encajada en el reposacabezas. Si además se coloca en sentido inverso a la marcha, posibilidad que no ofrecen los cucos, es aún más difícil que se produzcan lesiones en caso de accidente.

¿Cómo se instala?

Hay que colocar correctamente el dispositivo elegido y sujetarlo al coche, pero a la vez es necesario sujetar al pequeño dentro de su sillita o cuco. Es decir, para que el bebé viaje seguro dentro del coche, la silla infantil debe quedar firmemente sujeta al asiento del vehículo, de modo que se elimine cualquier movimiento.

  1. Rodeamos la silla o el capazo con el cinturón de seguridad de forma que quede envuelta en él.
  2. Al mismo tiempo sujetamos al bebé con el cinturón de seguridad complementario al del automóvil que está destinado a protegerlo dentro de la silla o el cuco. Nunca debe ir por encima del cuello y ha de ajustarse lo más bajo posible sobre las caderas. Las holguras deben eliminarse todo lo que se pueda.
  3. Es importante saber que un sistema de retención infantil, sobre todo del tipo que se coloca en sentido inverso a la marcha, nunca debe colocarse delante de un airbag frontal de pasajero.

Colocar bien el cinturón

Colocar bien el cinturón Colocar bien el cinturón

En caso de impacto, si el cinturón no va debidamente ajustado, la cabeza se desplaza hacia adelante y puede provocar lesiones cervicales graves. Por eso es tan importante verificar que está bien abrochado antes de arrancar.

También las sillitas deben ir perfectamente ancladas tal y como indica el fabricante y dicta la ley. De lo contrario, si ocurriera una colisión o un frenazo brusco saldrían disparadas y el sistema de retención no valdría para nada.

El sistema ISOFIX

Existen sillitas o cucos que van sujetos al automóvil únicamente por el cinturón de seguridad del propio coche y otras sillitas que llevan incorporado el llamado sistema ISOFIX, que según los expertos es el más seguro.

Se trata de un sistema de sujeción y anclaje que facilita la operación de instalar la silla de seguridad infantil dentro del coche y que reduce la probabilidad de que el asiento quede sujeto de forma incorrecta. También ayuda a controlar mejor el movimiento de los niños durante una brusca desaceleración, con lo que aumenta la protección que ofrece en general el asiento de seguridad infantil. Su particularidad es que está dotado de unos cierres que se enganchan en una especie de pequeñas argollitas situadas en el asiento.

El problema es que no todos los vehículos llevan este sistema de serie. Por este motivo, el primer lugar en donde hay que recabar información es en los concesionarios oficiales. Y si finalmente se opta por una silla con este sistema, comprobar que esa marca es compatible con el sistema ISOFIX del vehículo.

Una silla para cada edad

Cada silla infantil está pensada para ofrecer la mayor protección según el peso del niño.

Es importante cumplir las normas: una silla demasiado grande o demasiado pequeña puede no resultar efectiva.

Estas son las que le corresponden:

  • Grupo 0 (Hasta 10 kilos). Cuco para recién nacidos o silla-cesta de seguridad.
  • Grupo 0+ (de 0 a 13 kilos). Silla en posición contraria a la marcha.
  • Grupo I (de 9 a 18 kilos). Silla en posición contraria al sentido de la marcha o silla en el sentido de la marcha.
  • Grupo II (de 15 a 25 kilos). Asiento con ajuste de altura del cinturón del vehículo o cojín elevador con respaldo.
  • Grupo III (de 22 a 36 kilos). Cojín elevador, ajustador de la altura de la cinta o cinturones especiales.

Asesores: Cocoes, establecimiento de puericultura; DGT; RACE.

Etiquetas: bebé, niños, seguridad, seguridad vial, silla del coche, sistema isofix

separador de contenido

En coche con el bebé

Si para cualquier adulto los viajes por carretera son aburridos, incómodos, agotadores..., para los bebés lo son aún más. ...

Ver

separador de contenido separador de contenido

COMENTARIOS