Porteo y portabebés

Los fisioterapeutas recomiendan el uso de portabebés

Llevar a nuestros hijos en un portabebés tiene muchas ventajas: los bebés lloran menos y duermen mejor, beneficia la lactancia, favorece su desarrollo psicomotor y fortalece el vínculo entre padres e hijos. ¿Qué más puedes pedir?

También te puede interesar: Elegir mochila portabebés
Mochilas portabebés 2013

El colegio de fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) recomienda, dentro de su campaña “12 meses, 12 consejos de salud”, utilizar portabebés ergonómicos en lugar de carritos para transportar a los niños.

Beneficios del porteo para los bebés

Los beneficios del porteo son numerosos: a nivel de desarrollo, llevar a los niños en portabebés previene y favorece la curación de la luxación congénita de cadera o displasia de algunos bebés, “ya que respeta la fisiología del niño con sus miembros inferiores en abducción y flexión, y su columna vertebral con ligera flexión”, ha explicado Begoña García, fisioterapeuta especializada en pediatría del Hospital de Torrelodones. También evita la plagiocefalia, una deformidad en la cabeza de los niños que muchas veces se debe a malas posturas en los primeros meses de vida. “Usando portabebés la cabeza se redondea por sí sola”, ha señalado la experta.

Por otro lado, este sistema fortalece los músculos de la espalda, y facilita el aprendizaje del lenguaje y la socialización, ya que el bebé está constantemente estimulado. “Está especialmente recomendado para bebés prematuros, ya que el porteo regula mejor la temperatura corporal y las constantes vitales debido al contacto de la piel del niño con la del progenitor”, ha explicado la fisioterapeuta.

 

El porteo también es bueno para los padres

Llevar a los niños pegados al cuerpo deja las manos libres, por lo que nos permite hacer otras cosas como atender al teléfono, tomar notas o llevar las bolsas de la compra. Además, al tener el peso bien repartido y cercano a nuestro centro de gravedad evitamos muchos dolores de espalda. En este sentido, José Santos, secretario general del CPFCM, ha recordado a los padres la importancia de cuidar la higiene postural a la hora de bañar o cambiar al bebé: “Para evitar lesiones de espalda al inclinarse frente a bañeras o cambiadores, se deben flexionar ligeramente las caderas y las rodillas, para que la tensión no recaiga sobre el sistema lumbar”.

 

Consejos para cuidar la espalda de nuestros hijos

Hay que tener claro, sin embargo, que para que el porteo sea beneficioso y no suponga un riesgo para la salud, se deben seguir las siguientes indicaciones:

  • Llevar al niño a la altura del pecho.
  • Respetar la posición de rana natural del bebé.
  • El portabebés debe llevar sujeciones para la cabeza si el bebé va erguido y es menor de 6 meses.
  • El portabebés debe ser ergonómico y estar homologado.

El CPFCM también ha lanzado otras recomendaciones de cara a cuidar la espalda y la higiene postural de los más pequeños. Cuando el niño ya anda, “es importante no tirarle del brazo para que prosiga la marcha, ya que este “tirón” puede provocarle al niño lesiones músculo-esqueléticas”, ha explicado José Santos. Por otro lado, a la hora de viajar con nuestros hijos en el coche hay que evitar sentar al niño con abrigos o ropa muy voluminosa, y ajustar correctamente la altura a la que el arnés sale del respaldo de la sillita. “Si se utiliza un asiento o cojín elevador, la banda inferior o pélvica del cinturón de seguridad debe de situarse encima del abdomen del niño, y la banda superior o torácica del cinturón, detrás de la espalda o por debajo del brazo”, ha indicado el especialista.

 

Etiquetas: bebé, crianza natural, cuidados bebé, mochila portabebés, padres, portabebés, porteo, vínculo madre e hijo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS