Síndrome de Down

¿Cómo estimular a mi bebé con síndrome de Down en casa?

La estimulación del bebé con síndrome de Down durante los primeros meses de vida es muy importante para facilitar su desarrollo y mejorar sus habilidades en el futuro. Te damos algunas ideas de ejercicios sencillos que puedes realizar en casa.

¿Cómo estimular a mi bebé con síndrome de Down en casa? Ver artículo Ejercicios para estimular a un niño con síndrome de Down en casa

Durante sus primeros meses de vida, el cerebro de nuestro bebé experimenta una actividad frenética: en él se están formando las conexiones entre neuronas, que a su vez determinarán muchas de las habilidades y capacidades que tendrá el niño cuando sea adulto. De ahí la importancia de reforzar este aprendizaje con ejercicios de estimulación, que cobran especial importancia cuando nuestro bebé tiene síndrome de Down.

Muchos padres se preguntan si es necesario reforzar en casa el trabajo que los profesionales de la escuela o centro terapéutico realizan con los niños con síndrome de Down. La respuesta es un sí rotundo: los expertos han comprobado que los aprendizajes que se realizan en el ámbito familiar son los más efectivos para el niño, ya que se producen de forma paralela al desarrollo emocional de nuestro hijo.

Realizar actividades de estimulación del bebé en casa es sencillo: no necesitas material caro o difícil de conseguir: basta con dedicarle tiempo, cariño, y paciencia.

Ejercicios de psicomotricidad

Aunque cada bebé con síndrome de Down es un mundo, y en cada caso habrá que reforzar uno u otros ejercicios, generalmente se trabajan tres áreas: psicomotricidad, lenguaje y área cognitiva.

Uno de los principales problemas que tienen los niños con síndrome de Down es el bajo tono muscular o flacidez. Esto va a provocar que tengan más dificultades para gatear, controlar el peso de su cabeza o mantenerse en equilibrio cuando están sentados. Para ayudarles, podemos plantear las siguientes actividades:

  • En la cuna, en la cama, en la manta de actividades,… colócalo boca abajo y motívale para que mire hacia arriba, hacia delante, hacia los lados,… Puedes hacerlo con objetos sonoros, juguetes que le gusten, etc.
  • En posición tumbada y boca arriba, cógele de las manitas para que se intente incorporar. Primero con más ayuda y progresivamente le dejamos que él haga el esfuerzo de incorporarse.
  • Boca arriba muéstrale juguetes, bolas que cuelguen,… para que él los alcance con la mano.
  • Ponlo boca abajo en el suelo y coloca delante, a una distancia corta, juguetes de colores, formas y texturas divertidas, animándole a que los coja. Esto propicia la reptación y el gateo.
  • Para la posición sentada puedes colocarlo rodeado por el cojín de lactancia ajustándoselo a las caderas.
  • Ponle objetos que sean motivadores para él encima de una mesa baja o del sofá, de manera que necesite ponerse de pie con apoyo para alcanzarlo.

 

Ejercicios para estimular el lenguaje

Para estimular el área cognitiva y el lenguaje podemos realizar estos ejercicios:

  • Colócate frente al él con un pequeño foco de luz, un objeto atractivo, un muñeco con mucho color,… y ve mostrándoselo de derecha a izquierda y de arriba abajo, lentamente. Posteriormente puedes ir llevándolos cerca, lejos o incluso esconderlos y hacerlos reaparecer. Con esto favoreceremos la atención focalizada y sostenida.
  • Cuando sea capaz de articular algunos sonidos sencillos como “gu-gu”, “ago-ago”, “pa-pa”, no te cortes en halagarle y abrazarle. Así le animarás a repetirlo y esforzarse.
  • Siéntate frente a él y muéstrale alguno de los sonidos sencillos que vaya dominando (“gu-gu”) para que nos imite.
  • Juega con él en el espejo a realizar expresiones de “sorpresa”, “alegría”, “tristeza”, movimientos con los labios y la lengua…

Para ayudarle a diferenciar sonidos puedes realizar estos ejercicios de estimulación:

  • Preséntale sonidos fuera de su campo visual (sonajeros, cascabeles, palmas, muñecos con sonido,…) para que él busque la fuente sonora.
  • Muéstrale sonidos de animales y posteriormente su imagen.
  • Haz que escuche la voz de mamá en otra sala durante unos minutos para que, al minuto aparezca frente a él. Igual con papá, un hermano, la abuela,…

Asesores: Clara Dobladez Soriano, maestra de Educación Especial y especialista en logopedia, centro EDUCO Córdoba.

 

Etiquetas: bebé, desarrollo del bebé mes a mes, estimulación, estimulación bebés, síndrome de Down

separador de contenido separador de contenido

COMENTARIOS