¡Bebés al agua!

Juegos para bebés en la piscina: su primer chapuzón

Pasar de la bañerita a la piscina es un paso importante para el bebé: hay más agua, está más fría… ¿Quieres saber cómo jugar con tu bebé en la piscina y ayudarle a disfrutar de la experiencia a lo grande? Sigue leyendo…

Juegos en la piscina con el bebé Ver test Vacaciones en familia: ¿cuál es tu destino ideal?
  • Si metes a tu hijo de golpe en el agua, se puede asustar y luego no habrá quién le convenza de que lo puede pasar muy bien allí.
  • Hasta que se sienta seguro, no le sueltes ni un momento, incluso si no le cubre.
  • Una vez que adquiera confianza, puedes dejarle jugar a su aire, pero quédate en todo momento a su lado para sujetarle si resbalara.
  • Duración del baño: no alargues el chapoteo más de 20-30 minutos.
  • El baño debe ser agradable, si protesta, sácale. Nunca le metas en la piscina en contra de su voluntad o con engaños.
  • No es aconsejable sumergirle la cabecita, pues le podría entrar agua en los oídos, pero puedes mojarle el cabello con una regadera. Ahora bien, échale el agua desde arriba, con suavidad. No dirijas el chorro directamente a la cara, ni le sorprendas a traición, pues se podría enfadar.
  • Antes de mojarle la cabeza, juega con tu bebé a salpicarle en los brazos y las piernas, deja que te eche agua él a ti... El objetivo es que tu pequeño se sienta a gusto en el agua y disfrute.

Etiquetas: bebé, piscina, vacaciones, verano

separador de contenido separador de contenido

COMENTARIOS