Pañales ecológicos

Pañales de tela: ventajas, inconvenientes y tipos

Los pañales de tela están de moda: son una opción más respetuosa con el medio ambiente que los pañales desechables, y sus defensores aseguran que los niños dejan antes el pañal. Existen muchos tipos de pañales de tela: aquí encontrarás una guía.

Galería: Pañales de tela Ver test ¿Sabes cómo quitarle el pañal a tu hijo?

Los pañales de tela nos devuelven a varias décadas atrás, cuando muchas madres usaban los famosos picos o gasas de algodón, antes que aparecieran los pañales de celulosa desechable.

Este tipo de pañales requieren una inversión económica inicial, ya que algunos se adaptan a cualquier edad y otros a rangos de peso concreto. Pero aunque supongan un mayor trabajo y un gasto añadido para su limpieza, suelen resultar más económicos, ya que se pueden reutilizar, heredar entre primos o hermanos…

Los pañales de tela son realmente útiles en el primer mes de vida del bebé o cuando la piel está irritada. Basta lavarlos con agua y jabón neutro, sin lejía ni detergente. Conviene aclararlos bien para quitar cualquier resto de jabón.

¿Por qué usar pañales de tela?

Además de lo bien que sientan a la piel del bebé cuando está irritado, el principal motivo para usar pañales de tela es su menor impacto medioambiental: desde que un niño nace hasta que controla los esfínteres, se calcula que puede dejar unos 2.700 kg de desechos no biodegradables, sin contar los residuos que se generan en su fabricación. Además, por cada niño que usa pañales desechables se precisan alrededor de 5 árboles y unas 10 veces más agua que si utilizara pañales de tela.

En Estados Unidos, se generan 82.000 toneladas de plástico y se talan 250.000 árboles cada año para hacer pañales desechables. Anualmente,18.000 millones de pañales terminan en la basura, y sólo el 40% de este material es biodegradable.

Tipos de pañales de tela

Existen diferentes posibilidades en cuanto a telas y diseños:

- De toalla. Es la más absorbente, se suaviza con el lavado y secado. No encoge, pero es muy voluminosa.

- De franela. Suave y confortable, es la más utilizada.

- Pañal plano. Se trata de un trozo grande rectangular de tela plegado en varias capas. Es el más económico, pero requiere más tiempo de colocación. Necesita un sistema de fijación con pinza.

- Pañal plegado. Dispone de varias capas de tela en el centro que aumentan la absorbencia. Vienen predoblados, son más rápidos de colocar pero tardan más en secarse.

- Pañal con forma. Recuerda la silueta de un reloj de arena, que permite una mejor adaptación al cuerpo. Necesita un sistema de cierre con pinza.

- Pañal ajustado. Como una braguita, con elástico en las piernas y la cintura y cierre tipo velcro o con corchetes. Es parecido a los desechables.

- Cobertor o absorbente. Todos los pañales antes descritos necesitan un cobertor para que la humedad no llegue a la ropa del bebé. Disponibles en varias tallas y con distintos tipos de cierre, se limpian cada 3-4 usos si no se han manchado.

- Todo en uno. Como el ajustado, pero incorpora un cobertor cosido al pañal y se cierra con velcro o botones. Disponible en varias tallas, cuesta más secar y limpiar.

- Rellenable. El absorbente se inserta en una especie de bolsillo interior en el momento de colocar el pañal al bebé. Seca muy rápido y es fácil de poner. Los hay con cierre de velcro o con cierres de presión.

Visita la web de Crianza Natural

Etiquetas: ecología, niños y naturaleza, pañal, pañal de tela

separador de contenido

Adiós al pañal

Tras su segundo cumpleaños puedes empezar a pensar en habituar a tu hijo a controlar el pis y la caca. No debes imponérsel...

Ver

La higiene del culete

Durante los primeros meses, el bebé mancha el pañal con mucha frecuencia y hay que limpiarle a menudo para evitar que su p...

Ver

separador de contenido
COMENTARIOS