Lactancia materna

Amamantar: las mejores posturas

Aunque mamar es un acto innato en el bebé, la forma de colocarse al pecho se aprende. Para prevenir problemas en la lactancia es fundamental que la mamá y el bebé adopten una buena postura y estén cómodos a la hora de las tomas.

Ser Padres
Amamantar: las mejores posturas Ver galería Las mejores posturas para amamantar

La postura para amamantar es diferente que la que se usa para dar el biberón. Al mamar, el chiquitín debe estar girado hacia la madre, no boca arriba como cuando toma el biberón.

Si la madre y el niño están cómodos, la toma durará lo necesario. En caso contrario, alguno de los dos cortará antes de tiempo. Aunque también puede ocurrir que si el bebé no está bien colocado, mame mal y la toma se prolongue en exceso y aparezcan las temidas grietas o se produzcan retenciones de leche.

¿Cómo hacerlo?

Para evitar el dolor de espalda (frecuente en las madres lactantes), es fundamental mantenerla recta durante la toma. Si nos inclinamos sobre el bebé, la musculatura se resentirá. Lo que hay que hacer es acercar el niño al pecho una vez que hayamos encontrado una postura cómoda para los dos. Las posiciones que explicamos son confortables y eficaces. Conviene alternar estas posturas a lo largo del día para así descargar bien todas las zonas del pecho y evitar que se retenga leche (origen de las mastitis).

Etiquetas: amamantar, bebé, lactancia, lactancia materna, leche materna, posturas para amamantar

CONTENIDO RELACIONADO

separador de contenido separador de contenido

COMENTARIOS