Enfermedades crónicas

Enfermedades crónicas

Casi todas las enfermedades crónicas suponen un riesgo para el embarazo, sea por la propia dolencia, por sus complicaciones o por su tratamiento. Pero la futura madre puede tomar ciertas medidas para disminuir esos riesgos.

La diabetes, si no está bien regulada, puede dificultar la gestación, aumentar el riesgo de sufrir un aborto, muerte del feto y graves malformaciones fetales. No obstante, es posible reducir en gran medida esos problemas si la mujer diabética planifica su embarazo en colaboración con el médico. Así podrá mantener bien controladas las cifras de glucosa y buscar la gestación en el momento en que haya conseguido los niveles adecuados.

Durante la gestación, la futura madre debe seguir al pie de la letra las indicaciones del especialista, porque esa es la única forma de conseguir que el bebé nazca sano.

La epilepsia es otra enfermedad que tiene que ser tratada y supervisada por el médico desde antes de la gestación. Muchos de los fármacos utilizados para controlar las convulsiones suponen un riesgo de anomalías congénitas para el recién nacido. Pero no tratarse pone en peligro la salud de la madre, y es un riesgo para el desarrollo del futuro hijo. Sólo si se establece el tratamiento de menor riesgo antes de quedarse encinta será posible reducir estos peligros.

Cuando se logre el embarazo, la mujer debe seguir una pauta de visitas periódicas a su médico, quien confirmará, mediante análisis, que las dosis de los fármacos se mantienen en las cantidades mínimas eficaces. Es, por tanto, muy importante que siga los consejos del especialista en todo momento.

La mujer hipertensa también debe planificar su embarazo de manera que se produzca cuando las cifras de tensión arterial sean normales. Durante la gestación tiene que hacer caso a su médico: es primordial que lleve un riguroso control de la presión arterial, porque las subidas pueden poner en peligro tanto su salud como la del feto.

Algunas mujeres que no son hipertensas pueden desarrollar hipertensión durante el embarazo. En estos casos, también es esencial que sigan todas las indicaciones del especialista, porque pueden tener exactamente los mismos problemas que las gestantes que padecen hipertensión crónica.

Etiquetas: embarazada, embarazo, embarazo de riesgo, enfermedades, enfermedades peligrosas feto, medicamentos en el embarazo

Continúa leyendo...

COMENTARIOS