Productos tóxicos

Productos tóxicos

Las mujeres embarazadas o que pudieran estarlo deben ser muy cuidadosas al manejar productos tóxicos, aunque hay que establecer algunas diferencias.

Productos tóxicos que se utilizan comúnmente en la casa, como insecticidas, disolventes, barnices y pinturas, quitamanchas, limpiadores abrasivos, amoníaco, desatascadores...

Los insecticidas domésticos usados de forma adecuada no implican riesgo para la gestación; tampoco los productos de limpieza, como los quitamanchas, limpiadores abrasivos, quitapolvos, lejía, amoníaco, etc. Lo que no se debe hacer con estos últimos es mezclarlos por nuestra cuenta. Hay que utilizarlos siempre con prudencia y siguiendo las instrucciones de uso recomendado.

Distinta situación plantean los barnices, las pinturas y los disolventes. Estos son productos que pueden aumentar los riesgos para el desarrollo del bebé, por lo que hay que proceder con mucha precaución al exponerse a ellos. Lo más prudente es dejar de utilizarlos en cuanto se planifica el embarazo. Si por cualquier circunstancia fuera imprescindible usarlos, se deben extremar las medidas destinadas a minimizar la absorción: emplear guantes y mascarillas, dejar las ventanas de la habitación abiertas y manejarlos el menor tiempo posible, ya que su repercusión va a depender de la intensidad y el tiempo de exposición. Como son volátiles, se deben guardar muy bien tapados y siempre en lugares alejados de las zonas donde habitualmente hacemos la vida.

Productos tóxicos del trabajo, como los empleados en tintorerías, peluquerías... Existe una ley reguladora de las condiciones de los empleados que trabajan en contacto con sustancias tóxicas y, especialmente, de las embarazadas.

Como antes de confirmar la gestación la mujer no sabe que está encinta, desde que empiece a planear el embarazo debe asegurarse de que en su lugar de trabajo se cumplen los requisitos de seguridad establecidos por la ley. Si las condiciones no fueran adecuadas y, más aún, si tiene que trabajar con productos químicos, debe solicitar un cambio de puesto.

¿Perjudica ir a echar gasolina estando embarazada?
Esta actividad no supone ningún problema para la gestante, ya que suele realizarse al aire libre y en un periodo de tiempo muy corto. Otra cosa es trabajar en una gasolinera poniendo gasolina a todos los coches que llegan... Ese tipo de ocupación no se considera adecuada para la embarazada, puesto que la exposición a vapores es constante, durante muchas horas al día y a lo largo de todo el embarazo, por lo que no puede asegurarse que no entrañe riesgos.

Fotocopiadoras, tóner...
Hacer fotocopias durante el embarazo no supone ningún riesgo, porque el haz luminoso es sólo de luz. Las únicas precauciones que hay que adoptar se relacionan con el tóner, que no debe manipular la mujer embarazada, y con la ventilación de la sala, que ha de ser buena. Esto es importante sobre todo si la mujer tiene que hacer muchas fotocopias, ya que deberá permanecer más tiempo en la habitación. En tal caso, también habría que considerar otros factores , como el que permanezca de pie muchas horas.

Etiquetas: cuidados del embarazo, embarazada, embarazo, gestación

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS