Embarazo y ejercicio

¿Por qué es bueno caminar en el embarazo?

Caminar es un ejercicio físico muy beneficioso durante el embarazo, siempre que la gestación no presente complicaciones. Te explicamos cómo tienes que hacerlo para que sea efectivo y seguro.

Andar: bueno para la madre, bueno para el feto Ver test ¿Qué sabes del embarazo? Mitos y verdades

Además de ser una forma excelente de relajar tensiones y dejar a un lado el estrés, caminando se tonifican la mayoría de los músculos y el sistema nervioso y se mejora la circulación sanguínea.

También, y aunque no está científicamente demostrado, se cree que este ejercicio favorece la circulación uteroplacentaria. Es decir, que cuando caminas tu bebé recibe mejor el oxígeno y el alimento que necesita.

¿Cómo tienes que caminar si estás embarazada?

  • Para que andar sea realmente efectivo, se debe caminar a paso ligero pero sin forzar el ritmo, durante unos 60 minutos.
  • Si no estás acostumbrada a hacer ejercicio, lo mejor es comenzar por 30 minutos y subir de forma gradual hasta una hora en las dos semanas siguientes.
  • Basta con salir a andar cuatro días a la semana, pero mejor aún si se hace todos los días.
  • En verano es preferible salir a caminar a primera hora de la mañana, y en invierno durante el mediodía o a primera hora de la tarde.
  • En cuanto al equipamiento, conviene llevar ropa holgada que preserve del frío y del calor.
  • El calzado ha de ser cómodo, con tacón bajo y ancho.
  • Para reducir el riesgo de tropiezos y caídas, conviene caminar por terrenos llanos y sin obstáculos.
  • En el caso de que sientas fatiga o taquicardia o si aparecen contracciones, debes suspender la actividad y consultar cuanto antes a tu ginecólogo.

 

 

 

Etiquetas: deporte, ejercicio durante el embarazo, embarazo, feto

separador de contenido separador de contenido

COMENTARIOS