Sia Cooper, premamá deportista extrema: ¿salud o inconsciencia?