Parto sin dolor: La anestesia epidural - Parto- Serpadres.es
Sucríbete

Parto sin dolor

La anestesia epidural

Follow Me on Pinterest
Parto sin dolor: La anestesia epidural

Epidural, ¿sí o no? No hay una respuesta buena y una respuesta mala. Tanto la opción de un parto con anestesia como sin ella tienen sus ventajas e inconvenientes. Debemos valorar los pros y contras en función de nuestra personalidad y de cómo queremos que transcurra nuestro parto. Y tomar nuestra decisión sin miedo; lo mejor para nosotras será también lo mejor para nuestro hijo.

¿Cómo se administra la epidural?

  • La punción se realiza entre dos vértebras lumbares, normalmente entre la segunda y la tercera o entre la tercera y la cuarta.
  • Se limpia bien la zona, se aplica un anestésico local y se introduce una aguja que luego se retira, con un catéter que se queda, por el que circulará la anestesia durante el parto.
  • La dosis justa es la que quita los dolores a la madre, pero le permite sentir las contracciones y colaborar en el parto. Este equilibrio, sin embargo, no es tan fácil de conseguir.

¿Cuándo se pone?

  • Lo habitual y más recomendable es poner la epidural cuando el parto está ya instaurado, es decir, cuando las contracciones son regulares, dolorosas y la dilatación alcanza los tres o cuatro centímetros. Se hace así para evitar que afecte a la dinámica de parto, lo ralentice o incluso lo detenga.
  • El ginecólogo hace la propuesta, pero el que finalmente decide es el anestesista. Es él quien valora cómo va el proceso de parto y si la mujer es apta y está preparada.
  • El límite para administrarla suelen ser los ocho centímetros de dilatación, ya que la técnica requiere unos preparativos y la anestesia necesita entre 10 y 20 minutos para hacer efecto.

Ventajas

  • La madre asiste al parto totalmente despierta, sin el adormecimiento que producen otras anestesias, y sin ningún dolor.
  • La mujer puede recibir a su hijo más o menos descansada y sin el desgaste psicológico de la persona que lleva horas padeciendo dolor. A otras mujeres, sin embargo, sentir todo el proceso del parto les ayuda a tomar contacto y establecer un vínculo con el bebé, lo que les compensa de todo lo anterior.
  • Al no sentir dolor se eliminan gran parte de la ansiedad y el miedo de muchas parturientas. Esto se traduce en una relajación que mejora la circulación sanguínea y el suministro de oxígeno al bebé.

Inconvenientes

  • Puede darse una bajada rápida de tensión, lo que afectaría al feto, ya que dejaría de llegar sangre a la placenta.
  • Para evitar esta bajada de tensión, se mantiene a la madre hidratada todo el tiempo con suero.
  • Puede alargarse el periodo de dilatación, pero como la mujer no sufre dolor, no le preocupa tanto como a la que pasa el parto sin anestesia. En algunos pocos casos puede acelerar la dilatación porque la mujer consigue relajarse.
  • La madre suele perder capacidad de pujo, por lo que aumenta la posibilidad de parto instrumental ( fórceps, ventosa) e incluso de cesárea. No obstante, la cantidad de anestesia se puede regular durante el parto, y se puede reducir la cantidad al final: se percibirá algo de dolor, pero nos dará más capacidad para sentir las contracciones.

Efectos secundarios

La anestesia epidural es fácil de aplicar y apenas presenta peligro para la madre y el hijo. Además, al contrario que otros anestésicos, no llega al feto. Pero, como toda técnica, conlleva sus riesgos.

  • Fuertes dolores de cabeza. Se producen porque la aguja pasa del espacio epidural al intradural, y se pierde un poco de líquido cefalorraquídeo. Suelen comenzar horas después del parto, y pueden durar hasta una semana. En estos casos, es recomendable beber mucha agua y permanecer tumbada todo el tiempo posible, mientras duren los dolores de cabeza.
  • Se pueden producir picores e infecciones en la zona de la punción. Es muy difícil que se produzca una infeción, ya que antes de introducir la aguja se desinfecta cuidadosamente la zona.
  • Dolores en la zona del pinchazo, debido a que la aguja atraviesa varias capas de músculo.
  • Dolores de espalda y, a veces de piernas. Si la persona tiene problemas de coagulación, el pinchazo puede producir un hematoma que comprima la médula, aunque se trata de una complicación que se da excepcionalmente. Este problema se puede detectar en los análisis de rutina que se realizan a lo largo del embarazo.

Contraindicaciones

Absolutas

Cuando poner la epidural entrañaría un gran riesgo para la madre.

  • Cuando hay problemas de coagulación, por el riesgo de que se produzca un hematoma en la zona que pueda comprimir la médula espinal. El déficit de plaquetas dificulta la coagulación.
  • Cuando hay una infección general o local en la zona de la punción, porque se podría «arrastrar» dicha infección con la aguja al interior del espacio intradural, lo que puede provocar una meningitis.
  • Cuando exista alguna alteración cerebral que contraindique la técnica (como algunos tumores).
  • Cuando exista una insuficiencia cardiaca y el especialista considere la anestesia un riesgo.

Relativas

Dependen de la persona concreta y, en ocasiones, de la decisión y experiencia del anestesista. Hay que tener especial cuidado con las columnas difíciles (escoliosis muy fuertes, deformación de huesos), aunque es el especialista el que valora si se puede o no poner la anestesia epidural.

  • Las hernias lumbares son una contraindicación relativa. En principio no tendría que haber problema, ya que hay varios espacios intervertebrales entre los que elegir. No obstante, los profesionales no siempre se atreven a poner la epidural a mujeres con este problema, ya que si la mujer sufre más tarde una agravación de la hernia puede achacárselo a la epidural, cuando es muy posible que no tenga nada que ver (ha podido ser el esfuerzo del parto, un expulsivo difícil, etc.).
  • Los tatuajes en la zona baja de la espalda presentan el mismo riesgo que las infecciones: se puede arrastrar parte de la tinta del tatuaje hasta la médula, lo que produciría una meningitis química. No obstante, se soluciona si hay un espacio sin tinta para introducir la aguja.
  • La obesidad dificulta la técnica, pero no impide poner la epidural.

Autora: Lidia García Fresneda.

Asesora: Sonia Moreno Merino, matrona del Hospital Clínico de Valencia.

Compartir este artículo en

  • Reddit
  • Digg
  • Delicious
  • Google
  • Technorati
  • Meneame
  • Bebeame
  • Yahoo

 
Comentarios
> Escribe un comentario
  • de geovanni el 11 de diciembre de 2014 02:59 horas

    Excelente articulo, en especial para las que por primera vez darán a luz . Es importante dejar en manos expertas el tratamiento para concebir un parto sin dolor. Y ademas esta comprobado que con disciplina y mucho deseo se puede lograr un parto sin dolor.

    http://vidasaludable3000.blogspot.com/2014/12/parto-sin-dolor-como-lograrlo.html

    saludos.


  • de PILAR el 19 de febrero de 2014 20:38 horas

    Buenas querría saber si ponerse la epidural por tercera vez es peligroso para mi teniendo en cuenta el dolor que tengo al tocar con la mano donde me pusieron la epidural


  • de PILAR el 19 de febrero de 2014 20:35 horas

    Hola.querría saber si es recomendable ponerse la epidural por tercera vez.ya que las dos ultimas epidurales al tocarme la espalda me duele.


  • de airlin el 29 de diciembre de 2013 02:44 horas

    hola pues yo si recomiendo la epidural soy medico y mama ala vez con mi primer bebe la pedi alos 5 de dilatacion y me dio espasio para relajarme y cuando llefo la hora de pukar solo.tres pujos y listo lo unico q recomiendo es hacer ejercicios leves de yoga eso ara q tu espina comlumna vertebral regrese ala normalidad y toma mucha agua y listo


  • de tati el 27 de septiembre de 2013 02:23 horas

    El parto sin dolor es una técnica muy cierta y excelente.

    Mi hermana tuvo su segundo hijo con sin dolor, porque con el primero le fue muy traumático, dado esa anterior situación, mi cuñado le buscó una técnica que le hizo dar a luz a nuestro bello sobrino Adrian, con un Parto Sin Dolor, la técnica la explican en remediemos.com/salud09.htm es excelente y funciona, se los dejo como un aporte para aquellas señoras que deseen tener sin dolores a su bebé.

    Saludos.


(58 Comentarios)

Escribe un comentario

Nombre
Dirección de e-mail

Cambiar el código


Comentario (máximo 1.000 caracteres). Recuerda que este espacio es para que escribas tus comentarios o impresiones acerca del artículo. Si lo que quieres es hacer una pregunta, por favor, dirígete a nuestro Foro

Imagen (opcional)


* Por favor, introduce una dirección válida de e-mail. No se mostrará en nuestra página. Para evitar cualquier posible mala utilización, te enviaremos un e-mail con un enlace de activación. Basta con hacer clic sobre él para que tu entrada esté disponible online.
Acceder



Ordesa

Compras Imprescindibles
Fisher-Price
Font Vella

Recibe las noticias de Serpadres.es:

Lo último de Serpadres.es en tu mail. ¡Apúntate!
Al registrate estás aceptando expresamente las condiciones de uso y la cláusula de privacidad
Siguenos en:

Vídeo


Suscripciones revista

Community

> Todas las Herramientas

Destacados Ser Padres





Búsqueda personalizada