Cuidados en el embarazo

5 consejos para evitar infecciones vaginales

Algunas mujeres son propensas a las infecciones vaginales, que se vuelven más frecuentes durante el embarazo. Unas sencillas medidas nos ayudarán a prevenirlas. ¡Cuidado! El exceso de higiene es contraproducente.

Infecciones vaginales: más vale prevenir Ver artículo Todas las ventajas del embarazo

No es bueno aumentar en exceso las medidas higiénicas. La mejor defensa que tenemos es nuestra propia flora vaginal y, si nos lavamos muchas veces al día, corremos el riesgo de destruirla. Es suficiente con asear la zona en la ducha una vez al día y, si hemos sudado mucho y estamos incómodas, podemos lavarnos con agua sola antes de ir a dormir. Siempre que nos lavemos, debemos secar muy bien la zona para evitar el exceso de humedad, que es un factor de riesgo.

No es aconsejable usar jabones íntimos de forma rutinaria, ya que son agresivos con la flora vaginal y con la piel. Es mejor optar por jabones de glicerina suaves o lavarnos sin jabón, solo con agua tibia.

Conviene usar ropa interior de algodón o tejidos naturales. Las fibras artificiales no permiten la transpiración y el acúmulo de humedad predispone a las vaginitis. Debemos tener la precaución de no llevar la ropa interior demasiado pegada a la piel para que no lesione la zona y permita la transpiración normal.

Aunque no hay estudios concluyentes al respecto, algunos profesionales aconsejan la ingesta de yogur y productos que contengan bífidus, porque enriquecerían la calidad de nuestra flora natural.

No hay inconveniente en mantener relaciones sexuales pero, si tenemos una vaginitis, debemos utilizar preservativo para no contagiar a nuestro compañero y para no reinfectarnos a nosotras mismas.

  Gema Magdaleno del Rey es Matrona del Hospital Universitario La Paz de Madrid.

Etiquetas: cuidados del embarazo, embarazada, embarazo, infecciones vaginales embarazo, infección vaginal embarazo, salud de la embarazada

separador de contenido separador de contenido
COMENTARIOS