La forma de la barriga

La tripa de la embarazada: ¿por qué todas son diferentes?

¿Por qué algunas tripas son redondas y otras picudas? Las tripas pueden ser tan diferentes como lo son las mujeres que las lucen. Su forma y su tamaño están determinadas por factores como la estatura de la madre, su forma física o la posición que tenga el feto en el útero.

¿Qué tipo de embarazada eres? Ver test La tripa en el embarazo, ¿lo sabes todo?

¿Qué determina la forma de la tripa en el embarazo? Las tripas de las embarazadas son completamente diferentes entre sí, las hay redondas o picudas, más prominentes o menos prominentes... Suele ser común que cuando la embarazada empieza a ver desaparecer su cintura y aparecer su tripa suele compararla con la de otras mujeres en su mismo estado. Y todas son diferentes entre sí. Te contamos los principales factores que influyen en la forma de la tripa:

  • La relación de tamaño y estatura entre madre e hijo. En mujeres con constituciones muy estrechas en la zona de la pelvis y, por tanto, con poco espacio para albergar al bebé, la tripa tiene que crecer y volcarse más hacia fuera.
  • Embarazo único o múltiple. Las mujeres que esperan más de un hijo suelen tener barrigas más prominentes que las embarazadas de uno.
  • La postura de la mujer. Si la futura mamá tiene lordosis o tiende a caminar con los hombros echados muy hacia atrás, entonces la tripa sale más y se ve más abombada.
  • La posición del futuro bebé. Si el feto está colocado cerca de la cara posterior del útero, la tripa abulta menos. Pero si está colocado transversalmente, entonces la barriga se ve claramente más ancha que alta.
  • La cantidad de líquido amniótico. Hacia el final del embarazo, el feto flota en un litro de líquido amniótico, aproximadamente. Pero también puede ser algo más o algo menos, lo cual influye en el tamaño de la tripa.
  • El número de embarazos. Con la segunda gestación, la tripa suele notarse bastante antes que con la primera y, a partir del tercer embarazo, tiende a aumentar más a lo ancho.
  • El tamaño del feto. El mayor o menor volumen de la tripa puede deberse al tamaño del futuro bebé, pero no necesariamente tiene por qué ser así. Si un niño muy grande está colocado cerca de la parte posterior del útero, la tripa no está más abultada que la de una madre con un niño de tamaño medio.

 

Etiquetas: barriga, embarazada, embarazo, tripa

separador de contenido separador de contenido separador de contenido

COMENTARIOS