Embarazo: complicaciones

¿Qué es la placenta previa?

En algunos embarazos, la placenta se inserta en la parte baja del útero. Es lo que se conoce como placenta previa. Un embarazo así puede requerir cuidados especiales, pero no necesariamente tiene que terminar en cesárea.

¿Qué es la placenta previa? Ver artículo Aprende a relajarte para un parto sin complicaciones

La placenta es el órgano que proporciona el alimento y el oxígeno necesarios para el desarrollo del feto. Normalmente se implanta en la cara anterior o posterior del útero, pero en algunos embarazos se inserta en la parte baja: en este caso se denomina placenta previa.

Tipos de placenta previa

No todas las placentas previas son iguales. Si tapa el orificio de salida del útero, se dice que es oclusiva, y si no lo tapa, que es no oclusiva.

Esta distinción es primordial, porque cuando la placenta ocluye el orificio interno del útero, el feto no puede salir y se debe practicar una cesárea. En cambio, cuando no lo ocluye, hay posibilidades de que el parto sea natural.

Precauciones en caso de sangrado

La placenta previa puede causar sangrado en el tercer trimestre de la gestación o en el transcurso del parto.

Si hay hemorragia en el embarazo, la mujer debe acudir a su ginecólogo (o dirigirse al hospital), quien le recomendará ciertos cuidados para evitar complicaciones, por ejemplo, no hacer esfuerzos y no mantener relaciones sexuales. La pérdida de sangre no perjudica al feto, salvo que sea importante y afecte al estado general de la madre.

El diagnóstico de placenta previa definitivo solo se hace en el tercer trimestre del embarazo, porque a medida que el útero se va extendiendo, la placenta puede alejarse del orificio cervical.

Etiquetas: complicaciones en el embarazo, embarazada, embarazo, placenta, placenta baja, placenta previa

separador de contenido separador de contenido

COMENTARIOS