CIR: Crecimiento intrauterino retardado

CIR: Crecimiento intrauterino retardado

Los médicos hablan de crecimiento intrauterino retardado (CIR) cuando hay un retraso del desarrollo y crecimiento del feto.

Esto es, cuando el tamaño del futuro bebé se sitúa por debajo de los límites considerados normales.

Causas
- Vida demasiado estresada o esfuerzos físicos excesivos.
- Algunas enfermedades de la madre durante la gestación: anemia, diabetes gestacional, hipertensión....
- Hábitos poco saludables. El consumo de drogas, alcohol y tabaco durante el embarazo se asocia con numerosas anomalías y problemas en el desarrollo del feto, uno de las cuales es el crecimiento intrauterino retardado.
- Anomalías congénitas que revistan gravedad.
- Embarazo múltiple.
- Cierta alteración de la placenta que impide que el alimento llegue a la sangre del futuro bebé.
- En la valoración del CIR también deben tenerse en cuenta otros factores, como la talla y el peso de la madre.

Riesgos
El CIR puede ser causante de disminución del líquido amniótico, pérdida de bienestar fetal, hemorragias y complicaciones durante el parto. Se considera una de las principales causas de enfermedad del feto y del recién nacido.

Tratamiento
Ante un indicio de CIR, el obstetra realizará un seguimiento exhaustivo de la embarazada y un control ecográfico del feto para vigilar su evolución. También se estudiarán la placenta, el líquido amniótico y el cordón umbilical. El estudio de la circulación sanguínea de la placenta mediante Doppler aportará una información muy exacta sobre su evolución y sus complicaciones.

Si el médico lo estima oportuno, también realizará un estudio genético, así como otras pruebas que permitan descartar la presencia de toxoplasmosis, herpes u otros virus.

Una dieta rica y equilibrada, hábitos de vida saludables, el reposo y el abandono absoluto del tabaco contribuyen al perfecto desarrollo del feto.

Etiquetas: alimentación en el embarazo, cuidados del embarazo, ecografía, embarazada, embarazo, embarazo síntomas, feto, futura mamá, salud, salud de la embarazada

Continúa leyendo...

COMENTARIOS