Cistitis

Cistitis

Es una inflamación de la vejiga que origina dolor y escozor al orinar. La causa puede ser bacteriana, viral o química.

Un 15 por ciento de las mujeres la sufre a lo largo de su vida y alrededor de un 8 por ciento padece una infección del tracto urinario durante el embarazo. En mujeres que ya la han sufrido antes, hay más posibilidades de que se dé durante la gestación.

Esta incidencia, sobre todo en los cuatro primeros meses de embarazo, suele deberse a que el aumento de progesterona provoca atonía de la vía urinaria, lo que, a su vez, da lugar a una mala evacuación. Cuando se trata de cistitis con hemorragia, existe amenaza de parto pretérmino.
A menudo se produce por la contaminación de gérmenes intestinales procedentes del ano que llegan hasta la vejiga.

Síntomas
Además de fiebre y dolor y escozor al orinar, la mujer siente frecuentemente deseos urgentes de micción, aunque la cantidad sea escasa. También se presentan rastros de sangre en la orina, cierto olor, dolor de espalda y molestias en la vejiga y en la zona inferior del abdomen.

Tratamiento
La mejor forma de prevenir y curar la cistitis es beber agua (de dos a tres litros diarios) y zumos de cítricos (naranja, pomelo y limón); mantener una higiene adecuada, y usar ropa interior de algodón que facilite la transpiración. El tratamiento con antibiótico durante siete o diez días cura la enfermedad e impide su evolución. Es importante detectar pronto esta infección para impedir que llegue a afectar a los uréteres y riñones. Con estas medidas y la medicación adecuada, la cistitis se cura en unos días.

Si el médico sospecha que existe una causa orgánica (poco frecuente), indicará las pruebas y exámenes oportunos (análisis de orina con muestras tomadas a distintas horas del día, cultivos de orina, citoscopia, etc.).

Etiquetas: alimentación en el embarazo, cuidados del embarazo, ecografía, embarazada, embarazo, embarazo síntomas, feto, futura mamá, salud, salud de la embarazada

Continúa leyendo...

COMENTARIOS