Congestión nasal

Congestión nasal

La congestión nasal es una de las afecciones más comunes de las vías respiratorias altas durante la gestación.

Suele presentarse a partir de la cuarta semana de gestación, si bien algunas mujeres la perciben como uno de los primeros signos de embarazo. La congestión nasal no entorpece la respiración durante el parto, y solo en muy pocas ocasiones deriva en hemorragia.

Síntomas
Dificultad para respirar por la nariz, obstrucción y ligera sensación de ahogo. Problemas para conciliar el sueño. En los casos más graves causa molestias en el oído.

Tratamiento
La aplicación de suero fisiológico por los conductos nasales y el uso de un humidificador constituyen medidas muy útiles para aliviar los síntomas que provoca la congestión nasal. Hay que evitar sonarse con fuerza la nariz. En cuanto a medicamentos, los más eficaces son los antihistamínicos y los corticoides, en forma de sprays o comprimidos, pero es el médico quien debe indicarlos, después de valorar los posibles riesgos de aplicar un tratamiento de este tipo.

Etiquetas: alimentación en el embarazo, cuidados del embarazo, ecografía, embarazada, embarazo, embarazo síntomas, feto, futura mamá, salud, salud de la embarazada

Continúa leyendo...

COMENTARIOS