Oxitocina

Oxitocina

Es una hormona que segrega el cerebro de la madre durante la gestación. Antes del parto aumentan los niveles para estimular las contracciones del músculo uterino. Se administra mediante goteo intravenoso cuando es preciso inducir o acelerar el parto.

Cuándo se aplica
Para inducir el parto cuando las contracciones no se inician, o en un parto normal cuando el médico considera que las contracciones no son eficaces. Se administra gradualmente empezando por pequeñas cantidades para iniciar la inducción y aumentando la dosis hasta conseguir una dinámica uterina normal. También se aplica al final del parto, para ayudar a la expulsión de la placenta, o en los embarazos múltiples, con el fin de reforzar la contracción del útero, que se encuentra más dilatado, y prevenir una hemorragia excesiva.

La oxitocina produce unas contracciones intensas (como las del parto) que pueden ser dolorosas. La percepción del dolor aumenta si la mujer está tumbada. Unos pequeños paseos por la habitación, conectada al sistema de goteo, la aliviarán.

Riesgos
Se administra con precaución cuando el feto presenta una posición anormal, es prematuro o hay dos o más fetos. También si anteriormente ha habido cesáreas o intervenciones quirúrgicas en el útero. En caso de insuficiencia coronaria o renal o hipertensión, se administra una dosis de oxitocina baja.

El obstetra mantiene una vigilancia estrecha de las contracciones uterinas, la presión sanguínea de la madre y la frecuencia cardíaca del feto. Este seguimiento le permite adaptar la dosis de oxitocina a las características de cada mujer.

Etiquetas: embarazada, embarazo, hormonas, hormonas del embarazo, oxitocina, oxitocina parto

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS