Pezones invertidos

Pezones invertidos

Los pezones parecen estar enterrados en la areola, y no salen ni siquiera cuando se los estimula con los dedos.

Causas
Los pezones están unidos al tejido interior del seno por unas pequeñas bandas de tejido.

Riesgos
Se dice que las mujeres que tienen los pezones invertidos tienen dificultades para amamantar a sus hijos. Pero, en realidad, el bebé no mama del pezón sino del pecho. Para succionar bien debe meterse en la boca un buen trozo de areola mamaria. Si la matrona enseña a la madre a colocar al niño al pecho después del parto, el pezón invertido (o el pezón plano) no será un problema para la lactancia. Raras veces es necesario el uso de pezoneras.

Tratamiento
No hay que hacer nada. En muchos casos, el pezón sale hacia fuera durante la gestación al aumentar el tamaño de los senos o después de dos o tres días de lactancia. En cualquier caso, el bebé no debe coger solo el pezón para mamar. Se desaconseja realizar maniobras para estimular la salida del pezón durante el embarazo, porque podrían desencadenar contracciones.

Etiquetas: alimentación en el embarazo, cuidados del embarazo, ecografía, embarazada, embarazo, embarazo síntomas, feto, futura mamá, salud, salud de la embarazada

Continúa leyendo...

COMENTARIOS