Sudoración

Sudoración

Los cambios hormonales propios del embarazo producen, entre otras cosas, dilatación de los vasos sanguíneos subcutáneos.

El organismo de la madre está más irrigado, y esto supone que aumenta ligeramente la temperatura corporal. Para mantenerla constante, el organismo produce sudor.

Síntomas
Sudoración excesiva después de pequeños esfuerzos o incluso en momentos de descanso. A veces aumenta durante la noche y la embarazada se despierta sofocada y empapada en sudor.

Tratamiento
El sudor excesivo incrementa la sensación de sed, por lo tanto, conviene que la madre tome más cantidad de líquido. Puede ducharse siempre que le apetezca, con agua tibia y jabón neutro; el agua la ayudará a sentirse cómoda y  fresca. También puede aplicarse un desodorante suave cada día. Cuando existe una tendencia a sudar en exceso, conviene ponerse prendas de algodón que no queden ajustadas. La temperatura ambiente de la casa ha de estar a un máximo de entre 20º y 22º, durante el día, y de 18º a 20º durante la noche.

En estos meses es importante utilizar en la higiene diaria productos suaves, sin alcohol, sin colorantes ni conservantes y dermatológicamente probados.

Algunas mujeres tienen un problema de transpiración excesiva de origen nervioso, emocional o debido a otras causas. En ese caso, conviene advertirlo al ginecólogo desde el principio de la gestación. El especialista la enviará a un dermatólogo, quien indicará el tratamiento idóneo para evitar las desagradables consecuencias del exceso de sudoración.

Etiquetas: alimentación en el embarazo, cuidados del embarazo, embarazada, embarazo, embarazo síntomas, futura mamá, salud de la embarazada

COMENTARIOS