Está obsesionado con el teléfono móvil

Mi hijo de dos años está obsesionado con el móvil: si no se lo dejamos, se enrabieta. Está todo el día con uno viejo, manipulándolo y tocando las melodías e incluso se va a dormir con él. No quiere otros juguetes.

El experto responde:

Puedes ver la parte buena del asunto: con ese entusiasmo y entrenamiento temprano tu hijo probablemente va a ser un genio de las nuevas tecnologías. Pero es cierto que hay que poner un límite a ese entretenimiento.

- Primero, piensa que las rabietas son normales y que, por muy espectaculares que sean, los padres deben imponer ciertas normas.

- Y segundo, te aconsejo que pongas unos límites razonables al asunto del móvil y que te prepares a afrontar sin pestañear unos cuantos berrinches.

- Por otro lado, procura aficionar a tu hijo a otros entretenimientos, como los libros. Léele algún cuento todos los días y déjale que los manipule.

Respondido por Luciano Montero

Etiquetas: educación, niño

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS