Le encanta jugar a la guerra

Su padre y yo nunca le hemos regalado un arma de juguete, porque no nos gustan. Aún así, a nuestro hijo de 7 años le sirve cualquier objeto para simularlo y hacer que mata o le matan. ¿Qué podemos hacer para evitar esa violencia?

El experto responde:

Antes de nada queremos resaltar que jugar a la guerra no es lo mismo que hacer la guerra, y que fingir que se ataca, se mata o se muere supone llevar esos hechos a un plano simbólico, no real. Jugar a la violencia puede ser a veces un modo de controlarla, incluso de desembarazarse de ella y de hacer más improbable su ejercicio real. Por eso caben dudas de que las actitudes excesivamente prohibicionistas y puritanas con los juegos de guerra, aunque bienintencionadas, sean saludables. Es un asunto sobre el que, como mínimo, cabe la discusión.

Ahora bien, si un niño se dedica preferente o exclusivamente a juegos de guerra se está dando, como mínimo, un lamentable empobrecimiento de sus juegos y de sus intereses. Cabe preguntarse si está viendo en la televisión un exceso de programas violentos que le estén dando un modelo indeseable. También hay que preguntarse si hay en él un exceso de agresividad latente que se está liberando por la vía del juego. Que a fin de cuentas es la vía menos dañina, pero habrá que tomarlo como un síntoma y ver qué es lo que está causando dicha agresividad.

Si vemos que en sus juegos de guerra prima la fantasía, el juego limpio, la imitación de personajes, el disfrute, y no hay un comportamiento verdaderamente agresivo, no hay por qué considerarlo un problema. Pero si los juegos se vuelven tan violentos que los pequeños llegan a pegarse, amenazarse, insultarse, y vemos que la situación rebasa claramente el terreno de la diversión y el disfrute, habrá que intervenir e imponer ciertos límites.

Qué hacer:

  • Podemos proporcionarles otro tipo de juguetes y sugerirles otros entretenimientos de aventura: bomberos, exploradores y otros juegos de acción divertidos.
  • También podemos participar nosotros mismos en sus juegos, mostrarles que hay muchos modos animados de jugar y enseñarles otros modos de desfogarse y competir (carreras, deportes...).
Respondido por Luciano Montero

Etiquetas: educación, juegos, niños, padres, psicología infantil

Continúa leyendo nuestras consultas...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS