Se toca la cara y se muerde las uñas

Mi hijo de tres años dejó voluntariamente el chupete a los 18 meses, pero a los 24 comenzó a morderse las uñas y últimamente chupa y muerde con vehemencia cualquier cosa, se toca la cara, se urga, se rasca...

El experto responde:

Algunos niños tienen más necesidad de chupar que otros, sin que exista ningún motivo especial que lo justifique. En tu hijo esto se une con una tendencia general a hurgarse, rascarse... que parece indicar un nerviosismo elevado. Si ves que estos comportamientos adquieren una intensidad exagerada, conviene ir al pediatra. Lo que no deberías hacer es intentar suprimirlos a base de prohibiciones porque no suelen ser efectivas e incluso pueden contribuir a agravarlos. Puedes intentarlo con suavidad y prudencia, pero no te empeñes en eliminarlos por la fuerza..

Respondido por Luciano Montero

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS