Tiene un amigo imaginario

Alex, mi hijo de 4 años, no tiene hermanos y juega siempre con Dani, un amiguito que no existe, que se ha inventado él. ¿Es normal? ¿Lo hace porque no se relaciona lo suficientemente con otros niños? 27/05/2008 -

El experto responde:

Es habitual que algunos niños en edad preescolar se inventen un amigo imaginario con quien comparten sus juegos y con el que hablan sobre los sucesos del día.Puede ser el osito o la muñeca, pero también personajes completamente invisiblesque, sin embargo, tienen nombre propio, personalidad y rasgos físicos definidos, y algunos hasta manías. Pueden pretender ocupar un lugar en la mesa y hasta en la cama, y algunos padres se sorprenden y hasta se inquietan al encontrar a su hijo enfrascado con ellos en animada charla o soltándoles la misma regañina que a él le han echado un rato antes.

No tiene nada de anormal: muchos niños, aunque no todos, los tienen. Y en realidad distinguen bastante bien el carácter imaginario de estos personajes. Aunque insistan en su existencia real,en el fondo saben que son producto de su fantasía.

Perono hay que ridiculizar al niño ni decirle que miente,sino ser tolerantes y respetuosos. Se puede entrar un poco en el juego, pero sin llevarlo demasiado lejos: no es necesario hacer sentir al niño que nos engaña. En el fondo él sabe que está jugando a «como si» ese amigo existiese.

Estos amigos imaginarios cumplen diversas funciones. Están los que lo pueden todo: son como un héroe o un hermano mayor que viene a sacarle de apuros. Otro tipo, bien conocido de algunas mamás, es el que «paga el pato» de haber saqueado el tarro de mermelada o esquilado al gato. Otro más es el llamado «hijo adoptivo», que se lleva los sermones que el niño ha recibido antes de papá y mamá. También está la variedad que podríamos llamar «amigo fiel»: su misión es dar compañía y por eso parece darse más en hijos únicos o niños sin hermanos próximos en edad.

Los amigos imaginarios encuentran su apogeo entre los 3 y los 5 años, la «edad mágica», para desaparecer hacia los 6, cuando llega la «edad de la razón».

Respondido por Luciano Montero

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS