Estoy embarazada y quiero destetar al mayor

Mi hijo de tres años toma el pecho por la noche. Estoy embarazada de 29 semanas. Dado que no se desteta solo, no sé cómo vamos a dormir cuando llegue el hermano y si, en caso de que logre quitarle el pecho ahora, volvería a engancharse.

El experto responde:

Embarazo y destete

Con tres años y pico suele resultar relativamente fácil convencer a un niño de que no duerma en la cama de los padres, sino en su propia camita al lado o a los pies de la cama paterna (primer paso antes de ir a otra habitación).

Y mejor hacerlo ahora, antes de que venga el hermano, para que no parezca que es el pequeño quien lo echa. Puedes decirle: “Ya eres grande y puedes tener tu camita”, que “Mamá está muy gorda y necesita más espacio”... Siempre conviene añadir algo así como "Si a media noche quieres venir con papá y mamá, puedes venir, pero entra tú mismo en la cama sin hacer ruido, porque mamá tiene que dormir". Con la seguridad de que podrán venir, a veces no vienen.

Eso sí, es importante el aplomo de los padres al decir todo esto. Se ha de decir con seguridad, a cosa hecha.

Muchas madres destetan durante el embarazo, entre otras cosas, porque a muchas les duelen los pezones y a otras les entra como un rechazo casi físico a la lactancia; su cuerpo les dice que ya va siendo hora.

Otras siguen dando el pecho y luego dan a los dos niños. Si te parece que empiezas a sentir ese profundo deseo de dejar de dar el pecho (y que muchas veces empeora después del parto), es mejor que destetes ya. Entre otras cosas, porque uno de los mejores métodos de destete rápido (con los métodos lentos puede tardar meses) es untarse los pezones con un líquido repugnante que venden en la farmacia para no morderse las uñas.

Claro, para el niño es una contrariedad, pero peor es que su madre le niegue el pecho. Entre: "Quiero teta; —No, hijo; ya eres mayor, no te doy teta"; o "Quiero teta; — ¡Toma!; —¡Puagh, está mala!; —¿Está mala? ¡Qué raro!", va un mundo. Y, naturalmente, este truco no se puede usar después del parto, porque pobre recién nacido si el pezón sabe a rayos... Aparte de que es más duro que te nieguen el pecho si estás viendo que a tu hermano (a tu maldito hermano, que solo ha venido a molestar) sí que le dan.

Pero si estás a gusto dando el pecho, puedes seguir. Por supuesto, destetar no implica, ni mucho menos, que el niño vaya a dormir solo.

Evita hacerle comentarios del tipo “Ya eres muy grande, no tendrías que mamar”. No sirven para nada, más bien al contrario, hacen que aumente su interés por el pecho.

Respondido por Dr. Carlos González

Etiquetas: colecho, destete, embarazo, lactancia prolongada

Continúa leyendo nuestras consultas...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS