¿Debo dejar de dar el pecho si fumo?

Tengo un bebé de ocho meses que toma leche materna pero yo he vuelto a fumar y estoy preocupada por si puede perjudicar la salud de mi hijo. ¿Debo abandonar la lactancia?

El experto responde:

No dejes de darle el pecho a tu hijo porque hayas vuelto a fumar. El tabaco es malo para la salud, especialmente para la tuya, y en menor grado para la de las personas que te rodean. Pero lo que perjudica al bebé es el humo no la leche ni ninguna sustancia que esté en la leche.  Al contrario, está demostrado que la lactancia materna protege a los niños contra los efectos secundarios del tabaco.

Para no perjudicar al pequeño lo importante es que no fumes dentro de casa. Ni siquiera cuando no haya nadie. Las partículas del humo se quedan por todas partes: en el sofá, las cortinas... Y cada vez que alguien se acerca a estos lugares se levanta una nube invisible de contaminantes.

Si no puedes dejar de fumar, al menos dale el pecho a tu hijo. Cuantas más veces al día y más tiempo mejor. Y si consigues dejarlo, por supuesto también conviene que sigas amamantando al bebé.

En caso de que intentes dejar el tabaco y te sean útiles los parches o chicles de nicotina, puedes usarlos sin ningún problema y seguir dando el pecho.

Respondido por Dr. Carlos González

Etiquetas: amamantar, bebé, dar el pecho, hijo, lactancia materna, leche materna, mujer, niño, tabaco

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS