La comida del bebé, mejor sin sal ni azúcar

Mi hijo Millán, de seis meses, quiere probar lo que comemos nosotros, y me encantaría ofrecérselo, pero no me atrevo a darle alimentos con sal. También quisiera saber en qué momento la lactancia será insuficiente.

El experto responde:

Si tu hijo está sano, puede comer comida normal desde el principio. Se suele recomendar no añadir sal ni azúcar a la comida de los bebés, pero eso no se hace porque estos alimentos sean tóxicos para el niño pequeño, sino por otros motivos:

-El exceso de sal o de azúcar no es bueno. Las autoridades sanitarias quieren que las próximas generaciones se acostumbren a consumir menos cantidad de estos alimentos.

-Se pretende evitar que los padres, con tal de que el niño coma, añadan más sal y azúcar a la comida.Los cereales para bebés que venden en la farmacia contienen azúcar y los potitos llevan sal o azúcar, según sus ingredientes. Puedes ofrecer a tu hijo comida normal, la misma que coméis los padres: arroz con tomate, macarrones, pollo, hamburguesa, lentejas, plátano, garbanzos, guisantes, etc.

Siempre que puedas, cocina sin sal y añádela a los platos de los adultos al final de la cocción, y si a raíz de esta experiencia os acostumbráis a comer con menos sal, mejor para todos. Pero si esto os resulta imposible o alguna vez os olvidáis de hacerlo, no pasa nada: un poco de sal o azúcar en la comida no harán daño a tu bebé.

Preguntas cómo saber cuándo la lactancia resulta insuficiente: si ofreces a tu hijo otros alimentos después de las tomas y permites que coma por sí mismo, con su propia mano, él tomará lo que necesite.

Respondido por Dr. Carlos González

Continúa leyendo nuestras consultas...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS