Mi hija está todo el día en el pecho, ¿qué puedo hacer?

Mi hija tiene 6 semanas y media. He tenido problemas desde un principio con la lactancia, debido a mi inexperiencia y a la poca implicación a favor de esta de los sanitarios que nos han atendido. Para empezar, la niña tuvo ictericia y en nido la pusieron en fototratamiento y le dieron biberones (aunque yo iba a darle el poquito calostro que me salía). Luego,como le costaba coger el pecho (decían que era muy flojita) me dijeron que tenía pezones planos y me pusieron pezonera. A las dos semanas, nos dijeron que teníamos que dar refuerzos de biberón porque había pasado de percentil 10-25 (nació con 2,900 kg a las 40 semanas) a 3.Mi pareja y yo nos asustamos y comenzamos a darle suplementos. Ahora ya ha logrado coger el pecho sin pezonera y parece que mama bien, por lo que estamos intentando quitarle los suplementos, pero la cosa es que si no le damos el suplemento, se pasa TODO el día en la teta (siempre quiere más). ¿Cómo podemos hacerlo?

El experto responde:

Por supuesto que es posible volver a quitar los biberones. Lo que ocurre es que quitarlos sin hacer nada más conduce a que, en el mejor de los casos, la niña esté todo mamando, porque es la única manera que tiene de conseguir que el pecho produzca más leche.

Si la niña necesita tomar en total digamos 600 ml de leche, y con el biberón le da 200 al día, quiere decir que con el pecho solo toma 400. Si le quitas el biberón y la niña sigue mamando lo mismo que antes, seguirá tomando 400, y no es suficiente. Al mamar con gran frecuencia durante unos días, la producción de leche aumentará, y podrás volver a espaciar un poco las tomas.

He dicho «en el mejor de los casos» porque también existe la posibilidad de que el mecanismo no funcione lo suficientemente rápido y el bebé pierda peso. Por eso, en vez de quitar los biberones para que mame más y así tener más leche, es mejor hacerlo al revés: primero tener más leche y luego quitar los biberones.

La única manera de tener más leche es sacar más leche del pecho. Y como no la va a sacar la niña (puesto que toma biberón y no tiene más hambre), tendrás que sacártela tú. Sacarse leche después de las tomas, al menos seis veces al día. Al princpio sale muy poquita, es normal, pero verás que cada día sale un poco más. Lo importante es ser constante. Y, por supuesto, esa leche se la da antes de la artificial. Y al mismo tiempo vas reduciendo lentamente la cantidad de suplemento; no quitarlo de golpe, lo que la obliga a mamar a todas horas, sino ir reduciendo un poco, y así la niña, en vez de mamar ocho veces al día, mamaría digamos 10 o 12.

También sería importante que contactases con un grupo de madres (www.fedalma.org), para ver si realmente la posición es buena y si la niña no tiene un frenillo que le dificulte la succión. Recuerda, es muy importante que la niña esté muy pegada a ti, completamente pegada, todo su cuerpecito apretado contra el tuyo.

Respondido por Dr. Carlos González

Etiquetas: biberón, carlos gonzález, lactancia, mamar

Continúa leyendo nuestras consultas...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS