Se enfurece cuando le pongo al pecho

Tengo un bebé de un mes y problemas al amamantar. En algunas tomas, después de ponerle a descansar de un pecho y eructar, cuando le pongo al otro para que siga, busca el pezón como un loco pero después pone su cuello en tensión para atrás y no logro acercarle al pecho. Llora con furia y no se calma con nada en una hora, cuando creo que calla por puro agotamiento. ¿Qué le puede ocurrir? ¿Cómo le puedo ayudar?

El experto responde:

Los bebés tan pequeños se enfadan a menudo:si les separan del pecho cuando aún no han terminado, si se les pone a dormir cuando no están cansados, a eructar si no tienen gases, se les hace esperar cuando quieren comer o se les obliga a mamar cuando no tienen hambre.

Como no conocemos cuál es el motivo por el que lloran, lo mejor es irse a los práctico:

-Cuando parezca que tu hijo busca el pecho,le pones y le dejas hasta que acabe y él mismo lo suelte.

-Si tiene la costumbre de eructar, le mantienes un momento en posición vertical.Si no eructa en unos segundos, será que no tiene gases, porque los niños de pecho no suelen tenerlos.

-Luego,le puedes ofrecer el segundo pecho.A lo mejor lo quiere y a lo mejor no.Si ves que lo rechaza, no insistas. Es totalmente normal.

-A lo mejor vuelve a pedir el pecho al cabo de veinte minutos y a lo mejor, no lo busca en cinco horas. En eso consiste la lactancia a demanda. No te agobies.

Respondido por Dr. Carlos González

Etiquetas: lactancia

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS