Solo toma leche materna, y en la guardería ni la prueba

Tengo un niño de cinco meses que se alimenta exclusivamente con leche materna. Lleva dos semanas yendo a la guardería, nueve horas, y allí no come nada. Por las mañanas le llevo un biberón con mi leche, pero ni lo prueba; como máximo se toma 20 ml. Cuando mi marido le recoge y ya en casa, le da biberón y se lo toma. ¿Qué puedo hacer?. 13/05/2008 -

El experto responde:

Es muy frecuente que los bebés no quieran comer nada, ni leche materna, cuando la madre se va a trabajar. Prefieren pasar la mayor parte del tiempo durmiendo y luego compensar mamando el tiempo que están lejos de su madre. El que con su padre sí se tome el biberón se puede deber a que ya han pasado muchas horas sin comer y tiene hambre, o porque con su padre se siente más cómodo que en la guardería.

Quizás sería conveniente que llevases la leche a la guardería repartida en dos biberones: en uno, 20 o 30 ml, que es lo que puede tomarse; y en otro, el resto. Si por casualidad algún día se termina el pequeño, que la cuidadora no le dé directamente el otro, sino que pase 20 o 30 ml más al bibe pequeño. A partir de los seis meses le puedes empezar a ofrecer otros alimentos, aunque hasta los ocho o diez meses algunos niños no quieren nada. Prueba a ver qué ocurre.

Lo normal es que estos nuevos alimentos se los ofrezcan en la guardería, donde se pasa suficientes horas para comer lo que quiera, y que luego tú en casa, le des solo pecho. Por supuesto llegará un momento en que, incluso cuando llegues a casa, tomará algo más que leche materna, aunque para eso aún falta tiempo. Mientras, en la guardería irán ofreciéndole fruta, pollo o arroz, o pueden espesar la leche que tú te saques con cereales.

Respondido por Dr. Carlos González

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS