Mucha sed en el posparto

Estoy dando el pecho a mi bebé y he notado que tengo mucha sed. ¿Es normal? ¿Puede perjudicarme beber tanta agua?

El experto responde:

Cuando damos el pecho, necesitamos un aporte extra de líquido, puesto que tenemos que producir la cantidad de leche necesaria para nuestro pequeño. Por ello la mayoría de las mujeres notan que durante la lactancia beben más líquido de lo normal, incluso, cuando comienza la toma, se nota una sensación de sed muy intensa.

Esto sucede porque la hormona oxitocina produce sed y porque la subida de la leche que acompaña a cada toma requiere un gran aporte de líquido.

La manera más fisiológica, inocua y eficaz de proporcionar este aporte de líquido es mediante aguasola, ya sea del grifo o mineral embotellada. Ni la leche, ni cualquier otra bebida fría o caliente consiguen el mismo resultado.

Tomar una gran cantidad de agua no nos supone un aporte extra de calorías, puesto que el agua no las tiene. Tampoco nos puede perjudicar tomar más de lo normal, lo único que notaremos es que orinamos con más frecuencia.

Esto incluso es beneficioso porque forzamos al riñón a filtrar mejor y a eliminar el exceso de líquido retenido durante el embarazo, es decir, que no debemos restringir la ingesta de agua sino dar al cuerpo todo lo que necesita para asegurar una adecuada producción de leche sin que notemos signos de deshidratación.

No debemos olvidar llevar una botella de agua mineral cuando salgamos de casa, especialmente en las épocas más calurosas.

.

Respondido por Gema Magdaleno del Rey

Etiquetas: lactancia

Continúa leyendo nuestras consultas...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS