¿Cómo hacer para que el niño coma lo que los padres creen suficiente?

Tenemos un niño de 4 años y una niña de 3. La niña come bien, pero el mayor es muy lento y últimamente se niega a comer la comida del mediodía. Le castigamos sin piscina y le ponemos la misma comida en la merienda, pero solo funcionó el primer día. Además, la madre y yo discutimos porque no coincidimos en el método.

El experto responde:

Muchas gracias por su carta. No es habitual que los papás escriban cartas a esta sección: son bienvenidas. No sé que emplear para contestar, si el titular de la carta o el texto de lo misma. Así que intentaré responder a ambas.

Niños malos comedores. ¿Cómo hacer para que coman lo que los padres creen suficiente?

No hay que hacer nada, pues no se trata de que los niños coman lo que los padres creen que debe comer si no lo que necesitan. ¿Y quién determina cuánto necesitan? En un niño sano, el propio niño. ¿Eso significa que el niño es quien decide sobre sus comidas? No. Es una tarea combinada de los papás y el niño: yo en esas edades les digo a los padres que ellos deciden el cuándo, el cómo y el dónde y los niños el cuánto y, en  cierta medida, en cuánto tiempo.

Un niño sano come -no habiendo falta de alimentos, pobreza- la cantidad que necesita y eso es muy variable. Como lo es en sus padres y en los demás adultos o niños.

Trastornos y conflictos a la hora de la comida

Claro, cuando la comida adquiere un protagonismo que no debe y se convierte en un suplicio para el niño y los papás, es fuente de conflictos en la familia: en la pareja, con los demás niños, etc...

El primer consejo es romper esa dinámica,no hay vencedores ni vencidos, no hay malos ni buenos, ni recriminaciones...

En general, para resolver los conflictos con los niños y la comida, funciona la coherencia y la constancia. No puede ser que un día se castigue y otra se aplauda.

También es importante respetar la diversidad de cada niño en esas edades en las que están formando su propia personalidad. ¿Cómo lo hacen? Tanteando a los padres. Necesitan tener de ellos cariño, pero también coherencia y constancia.

Yo no suelo aconsejar que se deje la comida del mediodía para la merienda o para la cena y así hasta que el hambre le obligue a comer...no creo que a mí me gustara que me lo hicieran.Por tanto, no puedo aconsejarlo.

Sí recomiendo dejar un tiempo máximo para la comida, no ofrecer comidas alternativas, evitar los gritos y peleas en la mesa...

En las alturas del partido en la que están posiblemente necesiten a un profesional que les ayude, que les reafirme, que les dé la seguridad de que todo va a ir bien porque tienen dos hijos sanos estupendos de los que han de disfrutar -y ellos de ustedes-.

Para mí esa figura en estas edades es el pediatra, si tiene confianza en él o ella. Por ahora, los conflictos de vuestro hijo con la comida no un problema de psicólogo infantil, aunque pueda llegar a serlo.

Herramienta relacionada:

¡A la mesa! Buscador de recetas de SerPadres.es

Respondido por Dr. José Manuel Moreno Villares

Etiquetas: nutrición infantil

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS