Mi hijo no come nada. ¿Le obligo a comer?

Soy madre de un niño de 22 meses. Nunca ha comido bien, pero ahora no quiere comer nunca. Prefiere irse a jugar. Por la noche vamos a casa de los abuelos y también vamos detrás de él dándole la cena mientras acompaña a su abuelo. ¿Qué hago si no quiere ni almorzar, ni comer ni cenar?

El experto responde:

Antes de darte algún consejo concreto quizá valga la pena decir que hay que quitar a la comida de tu hijo ese carácter de "especial" que tiene.Cuanta más atención le prestemos, menos resultados conseguiremos.

No digo que no lo tengamos en cuenta, sino que tu hijo no debe darse cuenta de que lo tenemos en cuenta. Cuando toque comer, comer. Si no come o es poco no pasa nada -y nada significa que no hay tristezas, ni enfados, ni castigos, ni palmas- y si en la siguiente comida pasa lo mismo, no pasa nada, y así comida tras comida. Cuentas que es un niño alegre, que parece sano...no parece repercutirle que coma poco. Esto es importante.

Cuando sale de la guarderíaél quiere jugar, yquizá no sea el mejor momento para que nos empeñemos en que comasi esto se repite:juguemos un rato con él y luego preparemos algo sencillo que pueda coger con las manosy llevárselo a la boca. Puede incluso comer contigo cuando lo hagas: que vaya teniendo su plato y sus cubiertos y que comparta la comida de los papás.

En cuanto a la noche, no pasa nada por que coma con el abuelo, pero ir detrás de él dándole la cena....Lo que hay que comer y el lugar donde dar de comer lo deciden los padres. Cuánto y a qué ritmo, el niño.

Se ha juntado además una etapa en la que el crecimiento es más lento -y por tanto, sus necesidades de comida son menores- y también una etapa de autoafirmación que les hace ser un poco cabezotas y en ocasiones caprichosos. Es una etapa de transición, que pasará.

Respondido por Dr. José Manuel Moreno Villares

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS